Leyendas del Rock Festival 2012 (Crónica-Reportaje)

Enlaces:

Hace ya más de un mes desde que reparase con mi cámara fotográfica en Murcia, dispuesto a vivir una de las experiencias del año en el festival Leyendas del Rock 2012 de Beniel. 

Ahora encuentro un rato en el que poder sentarme tranquilamente a relatar desde un punto de vista muy personal lo que nos acaeció en uno de los eventos más especiales y considerados del Heavy Rock nacional. 

En primer lugar y después de siete horas de viaje, llegamos a la capital murciana y nos aseguramos de dejar el equipaje en el hotel céntrico en el cual teníamos reservadas las habitaciones, para después, y de un modo apresurado llenar el estómago antes de poner rumbo al pequeño pueblo que acogía el festival.

Una carretera secundaria bastante incómoda avalada por la poca señalización, que recorrimos en algo así como treinta minutos, para después plantarnos a las puertas del recinto orientados por el sonido y por las explicaciones de los lugareños. Quizás, la poca indicación dentro del pueblo sea el único aspecto negativo que yo haya considerado oportuno recalcar… A parte del calor, pero eso es inevitable.

La fiesta de presentación estaba amenizada por un buen manjar de bandas que hicieron las delicias de los seguidores que iban llenando el colegio Río de Segura poco a poco, mientras los músicos iban desafiando al abrasivo calor en las tablas del escenario Azucena. Así pues, pude disfrutar con las últimas calcadas y logradas versiones que IRON WHAT? iban despachando con un atrezzo curioso, evocando al de sus ídolos Maiden. Eran las cinco y cuarto de la tarde, y OKER saltaban a la vista con su ‘‘Burlando a la Muerte» agolpando en las primeras filas a un puñado de seguidores y simpatizantes del grupo nada despreciable. Acusaron problemas de sonido, y dichos problemas también quisieron estar presentes en la actuación de STEEL HORSE, que a pesar de ello, solventó su papeleta con la energía, el dinamismo y la fuerza que les caracteriza. HYBRIS, también rindieron a un alto nivel, con un Pacho Brea muy entonado que supo enganchar a su público con constantes detalles interactivos y por supuesto, demostrando por qué es uno de los grandes de la voz en nuestro país. Nos dejaron además, una versión del »Hold the line» muy conseguida. El recinto se iba llenando cada vez más, y VHÄLDEMAR pisaban el escenario Azucena con un sol agonizante, para dejar su huella con su frontman Carlos Escudero muy activo, dinámico e incluso cómico. Divertido a fin de cuentas, pero sin restarle potencial al show, que levantó al numeroso público con el que ya contaba el recinto. Con la noche, la oscuridad y con ella, el black metal de NOCTEM, que contó con una legión de seguidores muy considerable que se dejó la piel con su grupo. Brutalidad y potencia a raudales que arrancaron los primeros circle pit’s del festival. El Leyendas del Rock, es también sede de grandes y legendarios regresos de bandas que marcaron nuestro panorama décadas atrás, y con esas, ROSA NEGRA se adueñó del escenario para regalar sus míticas composiciones a los seguidores más veteranos, que disfrutaron de lo lindo. El lleno absoluto se adueñaba del recinto que proclamaba su entrada como libre apertura en este primer día, y MEDINA AZAHARA acaparaba la atención del respetable en el escenario Jesús de la Rosa, para regalarnos un show plagado de canciones coreables y éxitos como »Necesito respirar», o »Todo tiene su fin» , a parte de algunas versiones como aquel »Abre la puerta»  de TRIANA . Conformó el punto álgido de la noche, sin duda alguna. La fiesta la cerraron LA LEÑERA, pero a éstos no pude verles por cansancio acumulado, ya que había que reponer fuerzas para plantarnos desde bien temprano en el foso, frente a los escenarios, el sábado siguiente.

Al siguiente día repetimos el mismo ritual, es decir; esa tediosa carretera estrecha que nos llevaba a Beniel. Pero esta vez sí que estuvimos en el recinto con antelación,  incluso con tiempo para mirar los puestos y comprarnos algún que otro detalle antes de que el primer grupo del día grande saliese a escena. 

IRON CURTAIN, en calidad de locales, despacharon su set list intenso y dinámico a los resacosos seguidores que allí se encontraban, que no fueron pocos. VITA IMANA saltó a la palestra al mediodía (a mi parecer, horario inadecuado para la banda) y realmente fue una de las actuaciones que mejor sabor de boca dejó. Un listón altísimo el que Javier Cardoso y sus secuaces dejaron, un concierto de vértigo, una potencia descomunal, de diez. Uluh es un gran disco y ellos una gran banda que defienden su obra de forma muy sobresaliente.

Papeleta difícil de resolver la que le tocaba a DÜNEDAIN, ya que como he dicho, el listón estaba muy alto. De sobra entiendo, que son una banda de altura y eso es indudable, pero que no tienen cupo dentro de mis gustos musicales. Para mí cuajaron una actuación correcta (Cuidado, no mala… Ni mucho menos). Opinión no compartida por otros muchos asistentes, que vibraron con los abulenses. Ya advertí que se trataba de una visión personal del evento, e ignorante de mí; creo que no mostré la suficiente atención a la actuación de la banda. SPHINX fueron otro de los que volvían a los ruedos con su formación original y en absoluto defraudaron, sino todo lo contrario, cuajando una buena actuación ante un público volcado. Una de las grandes ventajas de este festival, es el trato humano con los artistas, pero en este caso me perjudicó en la medida de no disfrutar todo lo que debía de AZRAEL y CENTINELA, ya que estaba compartiendo palabras con personalidades como Óscar Sancho, Pacho Brea, Guillermo Izquierdo y José Izquierdo o Achokarlos. Así que no puedo comentar su actuación, aunque los asistentes quedaron muy contentos con éstas bandas. Seguro que en otra ocasión no muy lejana disfruto de sus actuaciones plenamente…

Uno de mis frontman preferidos subía al escenario a proclamar el Heavy Metal por bandera, así que LUJURIA conformó un concierto brutal. »Heavy Metal sois vosotros que estáis aquí y no el que está en casa haciendo una escala pentatónica de Fa sostenido con el nabo» decía Óscar... Y posteriormente, entre el público ya, vibré con las lágrimas saltadas con el Corazón de Heavy Metal. 

Hasta entonces, el papel que tenía impresos los horarios destintaba y se resquebrajaba con la humedad del sudor, y las piernas amenazaban con acusar el cansancio en los pies. Pero peor lo pasaban los apasionados asistentes que se agolpaban en masa a las vallas separatorias, mientras mis compañeros y yo, podíamos tomar un respiro en el foso haciendo nuestro trabajo, o bajo la carpa habilitada de TNT Rock al lado de la entrada a la zona acreditada. 

Y mientras yo regresaba al foso con algo de líquido fresco en la mano, SARATOGA ponía patas arriba el recinto en sus tres cuartos de aforo completo, con un Tony Hernando que experimentó algunos problemas de sonido y que solventó de inmediato sacando otra guitarra después del Juicio Final, con el que abrieron. Así mismo, Andy C se encargó de calentar el ambiente con un solo improvisado de batería que enardeció el asunto mientras sus compañeros se ocultaban tras el telón, esperando que reparasen el problema. Dos o tres minutos de ese interludio imprevisto, que dio paso a toda una descarga de Heavy Metal muy compacta y que avivó el fuego en las gargantas de sus asistentes.

ANGELUS APATRIDA tienen un lugar ganado en mi corazón metálico desde que descubrí su Give ‘em War. Asentaron su estatus con Clockwork y lo volvieron a hacer con su reciente The Call. Así que, me encajé en el foso y les hice algunas fotos durante los primeros cuatro temas que tocaron. Luego, me sumergí con mi gente entre el público y gocé de ellos como Dio manda. Desde que abrieran con The Call hasta que cerraran con Thrash Attack… Pasando por wall’s of death, cicle’s pit y todo tipo de danzas metaleras al son de clásicos que se iban colando entre las composiciones de su última obra. De mis actuaciones preferidas junto a VITA IMANA y LUJURIA, por el momento.

Luego llegó el turno para ELUVEITIE, que también se alzaban como uno de los mayores atractivos del festival. Los suizos están en boca de todos últimamente, y se plantaron delante una audiencia encomendada a su folk metálico. Pude presenciar el principio y el final… Y si he de juzgar su actuación con tan sólo lo visto, entonces me quedo con la imagen de una hermandad de gente que cubría gran parte del recinto con los cuernos arribas, vitoreando a la banda y despidiéndoles cálidamente. Luego, me confirmaron la gran actuación que completaron.

En el escenario de al lado Rafa Basa anunciaba (como hizo religiosamente antes de cada concierto) la actuación de los asturianos del heavy metal de tintes progresivo en nuestro país, AVALANCH. Éstos, tristemente, despacharían un último concierto ante su público antes de que pocos días después anunciasen un parón indefinido. Sin ser de mis favoritos, sí que presencié y valoré su actuación. Músicos de alta costura, sin duda alguna, hicieron saltar a sus seguidores e incluso a mí, cuando soltaron bombas de la índole de »Xana». Muy grandes estos AVALANCH

Otro de los platos fuertes… Y fuertes de verdad, fueron los fineses STRATOVARIUS, que abarrotaron el patio de asistentes. Éste servidor aprovechó para escaparse entre la multitud a comer algo… Pero no cabe duda del recital que los power metaleros regalaron al respetable. Les ví marchar del escenario, muy agradecidos y aparentemente muy satisfechos con la experiencia pero… Poco más puedo añadir sobre ellos.

Las luces rojas invadía cada rincón del Jesús de la Rosa y el desfile por el foso tomaba cartas en el asunto. Libreta y cámara en mano, uno a uno caminábamos para obtener la mejor posición posible entre empleados de seguridad del festival, dejando a nuestra izquierda una valla metálica que contenía a cientos de almas congregadas para recibir a otro de los fuertes de este año: WARCRY.

Así que Victor García, en última instancia, se unió a los suyos tras la introducción para desplegar un set list de hora y media en el que hubo tiempo para todo; formato acústico incluído. Excelente. Son unos señores del Heavy en nuestro país y quedó patente (y eso que a mí no me hacen mucho chiste…) 

Pero para mí, más relevancia tenía lo que sucedería a continuación, y es que como antes apunté, Leyendas del Rock guarda entre una de sus características la de llevar de vuelta al escenario a viejas glorias de nuestra historia. Así que Salvador Domínguez saltó al escenario Azucena junto al gran Manzano para volver a poner el nombre de BANZAI en lo más alto de nuestro panorama nacional. De paso, también aprovecharon para hacernos saltar, cantar y vibrar con cada uno de sus éxitos… Y es que, hay veces que odio mi juventud y fantaseo con haber vivido aquella época mágica. El saber estar del frontman, sabiendo llevar en cada momento la actuación y cediendo el cetro por momentos a todo un rey de nuestra música y la guitarra, Salva Domínguez. Si he de describir lo acontecido con una palabra, quizás la más acertada sea: Mágico.

Y cuando las piernas reclamaban el descanso inmediato y los riñones hacían trizas prácticamente todo mi cuerpo, Fortu me dio fuerzas.  OBÚS gozó del mayor atrezzo de todos los grupos: plataformas, escaleras, tarimas elevadas… Y nos hizo disfrutar como auténticos niños pequeños, con una interacción con el público formidable en el que hubo tiempo para todo… O no. Quizás fuese excesiva la parafernalia y la actuación extra-musical que llevaron a cabo entre clásico y clásico, lo que les condenó. A mi criterio, fue éste el momento crítico y negativo del festival…

Cuando se suponía que debían hacernos tragar la miel que todos los grupos depositaron en nuestros labios y dejar el listón a niveles estratosféricos, OBÚS se vio superado por el exceso de tiempo. Faltaban cuatro temas del repertorio por tocar… Y Fortu, tras ser informado de ésto, se despidió muy fríamente y sin dar ningún tipo de explicación. Salieron del escenario y la gente, que llenaba el recinto, se quedó dubitativa, sin saber si saldrían a escena de nuevo o no… 

Creo que un público que llevaba más de quince horas en pie, merece una pizca de profesionalidad y respeto y no una pataleta de este señor. Si cada grupo lleva a cabo y cumple los horarios impuestos por la organización, ¿por qué OBÚS no iba a hacer lo mismo?… En fin, al menos disfrutamos mientras estaban en escena y eso no lo quita ningún enfado infantil.

No pude ver a SAUROM, ya que acabé rendido… Pero por lo que he podido leer, estos chicos sí que cerraron el festival como se merecían todos. Bravo por los chicos, que enmendaron el error de sus antecesores y dejaron el buen sabor de boca en todos los asistentes. Sí señor.

Al final de todo, me llevo a casa una de las mejores experiencia que jamás viví. Con infinitos más aspectos positivos que negativos. Sufriendo & Gozando te regala cada año más por el mismo precio (35€ en taquilla…) y nos hace gozar de unas comodidades y un confort especial. No esperarás en la cola para ir al baño. ¿Quieres comer? Allí puedes. Si tienes calor, basta con que pases por alguno de los canales que estaban instalados con agua bien fría, cayendo sobre el ambiente y refrescando el mismo. (Del camping no puedo hablar, ya que no estuve instalado allí)

Otro de los aspectos que más valoro, es el compartir experiencia con los responsables de otros medios. Conocí gente genial y aprendí mucho. Gocé de trato directo con algunos de los músicos y se portaron genial con cada uno de nosotros.

(Por cierto, haz click en el nombre de cada banda para acceder al video de TNT Radio Rock)

Espero despertar en vosotros las ganas de asistir al Leyendas del Rock y de apoyar nuestra música, porque realmente he decidido que si puedo repetir la experiencia; sin duda lo haré.

¡Este festival será difícil de olvidar!

MÁS FOTOS DEL CONCIERTO/FESTIVAL

Comparte:

3 thoughts on “Leyendas del Rock Festival 2012 (Crónica-Reportaje)

  1. El festival fue un puntazo pero el camping era una mierda, el suelo estaba lleno de piedras, las duchas estaban al aire libre y habían pocas (A las 10 de la mañana había una cola de 30 minutos mínimo) y el tema de los baños creo que no pasaron a limpiarlos en todo el festival… Por lo demás estuvo genial, tuvo lo que todo heavy necesita: sexo, drogas (Alcohol en mi caso, no penséis mal) y Rock & Roll.

    Salu2

  2. QUÉ ENVIDIA…. estupenda crónica! Me quedo con la frase de Óscar ”Heavy Metal sois vosotros que estáis aquí y no el que está en casa haciendo una escala pentatónica de Fa sostenido con el nabo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS