LEYENDAS DEL ROCK, 2ª Parte – Beniel – 13/08/11

Enlaces: Web Oficial

Si ya leíste la primera parte de esta crónica, no dejes pasar la oportunidad de leer lo siguiente, esperamos que lo disfrutes.

TOPO (Antonio Giménez):

Desbandada generalizada, no quedó gran cosa allí para seguir a esta veterana formación y es que el Rock Urbano de TOPO, no es muy del agrado de muchos metaleros noveles a día de hoy, además del sofocón que más de uno tendría en el cuerpo tras destrozarse literalmente viendo a los ANGELUS APATRIDA con anterioridad.

TOPO nos ofreció sus ya más que míticas canciones, con su dosis de melodía y letras profundas, acompañados de un muy buen sonido y aguantando estoicamente los lances del rey sol, sobre todo JOSE LUIS JIMENEZ.

Fueron del agrado de sus seguidores, tocando ROCINANTE, VALLECAS 1996, la grandiosa DIAS DE ESCUELA o la final MIS AMIGOS DONDE ESTARAN.

La máxima de estos entrañables músicos, sin duda, su simpatía, poco más que añadir a excepción de que si te gusta el Rock atemporal y con cierta dosis de humanidad en sus letras, no dejes de ir a verlos si tienes ocasión.

TIERRA SANTA (Sergio López):

Ya con la una temperatura agradable y sin sol castigando a los asistentes el concierto de TIERRA SANTA fue el primero de gran asistencia del día, mucho más que con ninguna otra banda y debo suponer que tras su retiro de los escenarios había muchas ganas de verlos. Aunque es un grupo al que le perdí la pista hace bastante tiempo, no quise perder esta oportunidad para verlos. Y la verdad, dieron un buen concierto, compenetrados, con un telón muy impactante y con un buen sonido, pero aun así  no logro comprender la expectación que levantan, aunque sí que trabajaron duro para sacar el bolo adelante a mi me siguen pareciendo algo repetitivos, aunque para ser justos si disfrute el concierto y más de un espectador cercano a mi disfruto el concierto al máximo.

Sonaron tanto temas recientes como algunos de hace algunos años. Algunos fueron: REINA DE EGIPTO, PEGASO, ALAS DE FUEGO, CORAZON INDOMABLE, SANGRE DE REYES o LIBRE.

Como no puede ser de otra manera el tema más coreado fue LA CANCION DEL PIRATA, la adaptación del poema de José de Espronceda que suena genial  y que me causó un momentáneo retroceso a mi más tierna infancia.

En definitiva a pesar de la falta de empaque, que yo creo que le falta a la banda en sí, el concierto fue de notable y desde luego muchos asistentes pensarán que a mi valoración le faltan algunos puntos de más, todo es posible.

BARON ROJO (Antonio Giménez):

Al igual que me sucedió con CENTINELA, volví a sentir el desasosiego e incluso la sensación de no saber exactamente que pensar, sobre todo teniendo en cuenta que el año anterior habíamos disfrutado de la tan ansiada reunión de los barones, siendo una de sus paradas este mismo festival. Pero no, esta vez no, eran de nuevo los dos hermanos DE CASTRO y “sus músicos de sesión”. Una vez más lees crónicas de aquellos que las realizaron antes que tu y te das cuenta de que no hay imparcialidad alguna, ni objetividad, ¿será por el nombre de la banda?, no lo sé y la verdad es que poco me importa, pero lo que sí es cierto, es que BARON ROJO no dieron el mejor de sus conciertos y lo que también es cierto, es que no son los de antaño, ¿nos dolerá?, seguro, pero los años no perdonan y hay que saber cuándo decir “ahora vuelvo”.

Como único aliciente nos queda el set list que se pudo escuchar allí esa noche, faltando algún que otro clásico típico ya de sus giras como podía ser HIJOS DE CAIN, pero incluyeron algunas poco habituales, tales como VAMPIROS Y BANQUEROS, CHICA DE CIUDAD o la magnífica ENEMIGO A BATIR.

Destacar como siempre a los músicos que acompañan a los ínclitos hermanos, ya que tanto GORKA ALEGRE al bajo, como RAFA DIAZ a las baquetas, son un plus de calidad, lástima que no se pueda decir lo mismo de CARLOS, que a veces ya da la sensación de estar cansado nada más salir al escenario.

Mención también para el sonido que fue algo deficiente, sobre todo en los micros, además de una molesta falta de visibilidad por momentos, parecía que no querían encender focos, no lo entiendo, ¿hay que ahorrar? ¿Es que no se ahorraron ya bastante con la maravillosa zona de camping y sus lujosas duchas?… Los barones volaron sobre Beniel, si, pero con un biplano al que además le fallaba el motor.

EPICA (Sergio López):

Sencillamente juegan en otra división, son un grupo grande. Sin ser gran fan de la banda y con una acumulación de cansancio bastante importante, en inicio me dejaron algo frio, pero más por mi poco receptividad que por el concierto de los holandeses. Pero poco a poco fui entrando en calor, y es que es imposible permanecer impasible ante un grupo tan bien engrasado que desde el primer momento salen a arrasar.

Así que con el escenario más ambicioso de todo el festival  montaron un autentico espectáculo de luces, humo e ir y venir de músicos de un lado a otro, que causa gran impacto visual.

Todo el peso de la actuación lo lleva SIMONE SIMONS, que encandila al público, que ni pestañea tanto por la dulzura de su voz, como por el juego escénico que proporciona, y que junto a MARK JANSEN, guitarrista y voz gutural, se despachan buena parte del show.  Y hablando de la voz de MARK, decir que fue un alivio para ciertas secciones del público que poco acostumbrados a voces tan melódicas y con tanto gorgorito, se cansaban pronto.  Ya que a pesar de ser una de las bandas fuertes y la única internacional, mucha gente se fue antes del inicio, tendencia que continuo durante el concierto, debo suponer que a pesar de mover a gente para verlo, no era el grupo ideal para un LEYENDAS DEL ROCK.

Como es habitual en este estilo, otro punto importante fue el teclado, que tanto a nivel musical como escénico también acapararon miradas, ya que situado en un atril giratorio no paraba de moverse mientras tocaba, y cuando no lo hacía simplemente recorrió el escenario animando al respetable.

Como digo la ejecución de los temas y la puesta en escena de la banda fue brutal, que no fuera el público idóneo, es ya otro cantar.

WARCRY (Sergio López):

A pesar de ser un veterano seguidor de la banda, recientemente le tengo la pista algo perdida a los asturianos, por lo que me apetecía mucho verlos con la remodelada formación, ya que tanta expectación levanta últimamente llenando lugares multitudinarios y agotando entradas por donde andan. Fue, francamente, decepcionante con todas las letras. Lógicamente estamos hablando de una banda de profesionales, por lo que desde luego técnica instrumental y tablas no le faltan, eso es indiscutible. Pero hay dos cosas que han mermado mucho su actuación con respecto a las del pasado.

Una, desde luego, es la falta de un segundo guitarrista, ya que en WARCRY siempre ha habido mucho reparto de solos entre ambos instrumentistas que dividen la atención y dinamizan el concierto. Eso ha desaparecido totalmente.

La segunda es la más que evidente caída de voz que VICTOR GARCIA está sufriendo, que ya no llega a sus registros más agudos, o que simplemente se le notan más forzados.

Ninguna de estas cuestiones seria determinante por si solas, pero en conjunto más un set, indebido, desde mi punto de vista, hace que estos no sean los WARCRY que tantas veces yo he coreado.

Sonaron temas como ALMA DE CONQUISTADOR, NUEVO MUNDO, COBARDE, CONTRA EL VIENTO, LA VIEJA GUARDIA, LA MUERTE DE UN SUEÑO, CAPITAN LAWRENCE, TU MISMO, LIBRE COMO EL VIENTO, EL AMOR DE UNA MADRE, EL GUARDIAN DE TROYA y HOY GANO YO.

A pesar de lo dicho fueron uno de los conciertos más multitudinarios de la noche, y otra cosa no, pero su público siempre es fiel, por lo que con la gente entregada la banda se sentía como en casa, ya que como VICTOR apuntó, han participado en las seis ediciones del LEYENDAS DEL ROCK.

Como puntos singulares de la actuación, destacar la actitud de ROBERTO y su bajo, siempre acertada y sumamente entregada y el detalle de CAPITAN LAWRENCE un tema que no pierde con los años y de los más coreados.

OBUS (Antonio Giménez):

De lo mejor del festival, aquí sí que no hay trampa ni cartón, OBUS no son tampoco unos niños, no, pero su show dista mucho del de otros, comenzando con pirotecnia y entando a saco, descuartizando al respetable, dándolo todo con un elenco de sus mejores temas y con un FORTU que aunque ya hondea arrugas en su rostro, es el dueño absoluto del macarrismo en los escenarios, porque actitud, chulería y entrega, a este tipo no le faltan, añado más, siendo así… que dure, que siga haciendo el vándalo y le vacile al mundo entero.

El show que nos presentaban, era todo un dossier del que será grabado para su próximo 30 aniversario, canciones tales como la inicial CORRE MAMON, LA RAYA, AUTOPISTA, EL QUE MAS, PESADILLA NUCLEAR, QUE TE JODAN, DINERO DINERO, YO SOLO LO HAGO EN MI MOTO, VAMOS MUY BIEN, dejaron una gran sensación, sobre todo teniendo en cuenta que parecían tener todo ensayado, que partían con una coreografía bien definida y que el show era a matar o morir, algo que consiguieron y con un sonido que quiso respetarlos en todo momento, recordando también el “patinaje artístico” de FORTU y la batucada en las postrimerías del concierto.

Una vez más, OBUS se hacían los dueños absolutos del festival, como ya hicieron el año pasado, siendo una de las mejores bandas que por allí pasó.

El OBUS estalló……. ¡¡¡¡Y de que forma!!!!

 

LUJURIA (Antonio Giménez):

En el anterior festival, LUJURIA tocaron a intempestivas horas mañaneras, todo por aquel diluvio que nos agasajó el dios del trueno el viernes, pasando su actuación al sábado siguiente, pero para esta ocasión, LUJURIA tenían el honor de cerrar, aunque eso sí, ya se veían algunos rostros mustios, había gente alcoholizada de más y otros con claros síntomas de tener el cerebro derretido por tanto calor sufrido durante las horas previas.

Como ya es habitual, LUJURIA salieron para hacer aquello para lo que están programados, es decir, dar un grandísimo recital y ser digno broche de cierre, dejando un set list también cargado de sorpresas y un OSCAR algo hablador durante toda la noche, reivindicando la valía de este festival a ultranza y saliendo incluso ataviado con un uniforme que lo debió hacer sudar de lo lindo, además de una bandera con el logo del Escuadrón 69.

Fueron cayendo canción tras canción, deleitando a propios y extraños con ESTRELLA DEL PORNO, la versión de BRUQUE y V8, EL HEAVY NO ES VIOLENCIA y DESTRUCCION, además de otros como CAE LA MASCARA, LA GORDA de la primera banda del CHEPAS o una final LONG LIVE ROCK´N´ROLL en honor del fallecido DIO y que sonaba unida a CORAZON DE HEAVY METAL.

Una gran actuación en donde no sobró nada, excepto un poco quizás tanto comentario por parte de este gran frontman que además lo reconoció, diciendo que se estaba poniendo pesado con ello.

 

Nos despedíamos pues del festival, una vez más con sabor agridulce, algunos buenos conciertos, otros no tan buenos, los demás temas relacionados ya los comenté sobradamente en la primera parte de la crónica, no me extenderé más, ah ojo, que decir lo que se piensa no es soltar pestes, es constatar lo sucedido y eso no resta un ápice a querer o no querer volver a este festival, porque parece que si hablas mal o cuentas tu siempre relativa verdad, ya estás diciendo que no vas a volver. De momento solo espero saber cuales serán las primeras confirmaciones del próximo año… ¿BARON ROJO, WARCRY…? ¿Apostamos?

 

 

Comparte:

2 thoughts on “LEYENDAS DEL ROCK, 2ª Parte – Beniel – 13/08/11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS