LEPROUS (NOR) – Live at Rockefeller Music Hall, 2016

Enlaces: Facebook Otro enlace

Tras la edición de The congregation en 2015 los noruegos LEPROUS se encuentran en la que está siendo seguramente la etapa más exitosa de su carrera. El disco fue muy bien recibido y permitió al grupo iniciar un período de actividad en directo en el que aún siguen embarcados con muy buenos resultados. La edición de Live at Rockefeller Music Hall es un testimonio de este período y también del camino que ha conducido a LEPROUS hasta este dulce momento.

La edición recoge una actuación del grupo grabada el 4 de junio de 2016 y muestra a LEPROUS en su máximo apogeo, en un espectáculo muy intenso y de altísimo nivel. En él se centran especialmente en el material de The congregation, por motivos obvios, pero sin olvidar muchos clásicos de sus anteriores referencias (al menos hasta el punto en que se pueda hablar de clásicos tratándose de un grupo que sacó su primer disco en 2009).

En todos ellos la banda suena coordinada a la perfección con precisión de relojería. Es ciertamente destacable la fidelidad con la que se presentan los temas, sobre todo siendo un material tan exigente técnicamente. En este sentido, mis primeras escuchas fueron un tanto confusas. Más tarde comprobé que LEPROUS simplemente son así y en directo saben interpretar a la perfección. Siempre hay un mínimo margen de error humano que más o menos se puede intuir si ponemos total atención, pero a un nivel del que ni siquiera vale la pena hablar. Lo que sí hay, naturalmente, son ocasionales variaciones y arreglos respecto a los temas grabados en estudio. Siempre he celebrado que los grupos hagan esto, porque pienso que añade una visión distinta a la escucha de los directos y muestra ideas nuevas sobre conceptos ya consolidados. Sería demasiado complicado detenerme a analizar aquí estas variaciones, y además pienso que es mejor que cada quién lo descubra por su cuenta.

Lo que no me resisto a mencionar es la pasión y la fuerza que destila la interpretación de estos temas en directo. LEPROUS siempre ha sabido conjugar muy bien la parte más cerebral de su vanguardista propuesta con el sentimiento trágico e intimista que evoca, y esta vertiente aparece aún más exagerada en vivo. Suena como si cada nota, cada palabra y cada silencio tuvieran una importancia capital, y se hace complicado no contagiarse de esta seriedad.

En cuanto a las interpretaciones individuales, desde mi punto de vista sobresalen claramente dos elementos. El primero es la voz de Einar Solberg, que tiene gran parte de la culpa de que todo suene tan apasionado en esta grabación llegando a mostrarse incluso más potente que en estudio. El segundo es el batería Baard Kolstad. Si el anterior percusionista era buenísimo, este chico es espectacular. Consigue dar una nueva dimensión a los temas antiguos y sorprender con creativos arreglos que se alejan bastante de lo más común entre los actuales baterías de metal, confirmando de nuevo que se trata de un nombre al que habrá que seguir la pista.

Con todo lo dicho no puedo hacer otra cosa que recomendar Live at Rockefeller Music Hall a todas las personas que disfruten con los últimos trabajos del grupo, que no son pocas. Quizá los aficionados a su material antiguo más avant-garde puedan llegar a mostrar recelo ante el camino más accesible que LEPROUS ha seguido en los últimos años, y está claro que es imposible montar un setlist de directo que satisfaga a todo el mundo, pero yo personalmente no encuentro muchas más pegas a este trabajo. En consecuencia os invito a subir conmigo al tren del hype y disfrutar con la que para mí es sin duda una de las mejores bandas de la actualidad.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS