LEGEN BELTZA – Need to Suffer, 2010

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

Sabemos que este disco no es precisamente actualidad, pero teníamos pendiente realizar la reseña de uno de los grupos Thrash Metal de referencia a nivel estatal. No vamos a poner excusas, lo cierto es que era una obligación ineludible hablar de este disco y de este grupo, y el hecho de que ya no sea novedad no es suficiente para dejar de realizar la crítica del último trabajo de estudio de los vascos.
Además de lo dicho anteriormente, creemos que es un buen momento para hablar del grupo, a raíz de lo que pudimos leer en la entrevista que hace poco concedieron a METAL4ALL, y en la que nos desvelaron que la banda, lamentablemente , ha decidido cesar su actividad indefinidamente.

Es por eso, por estos dos motivos, desde Subterráneo Heavy nos proponemos aportar nuestro granito de arena para difundir el último trabajo del grupo, que aunque llegamos tarde, esperamos no sea la última noticia que publicamos sobre ellos. Pues no es hablar por hablar cuando os digo que este disco vale mucho la pena, y desde este webzine esperamos que el descanso sea lo más corto posible y que vuelvan lo antes posible al estudio y a los escenarios, con más fuerza que antes, si cabe.

Poco hay que decir que no se sepa sobre la calidad y agresividad que la música de LEGEN BELTZA desprende, pues estos vascos llevan más de 15 años demostrando de la pasta que están hechos. Y así llegamos a finales de 2010, momento en el que lanzaron su cuarto álbum de estudio en el mercado estatal, y a inicios de 2011 en el mercado internacional, disco que lleva por nombre  “NEED TO SUFFER“ y que es motivo de esta reseña

Tras la primera escucha del disco, solo me quedé con una impresión en forma de pensamiento : “¡¡Dios!!, ¡¡que buenos son estos tíos!!!
Y es que tenemos ante nosotros un señor disco, con 10 trallazos como 10 taladradoras picado en el mismo punto de tu cráneo. Lo que hará que inevitablemente dicho punto ceda ante tanta presión. Creándote una contusión cerebral con múltiples hemorragias internas por sobredosis de Thrash Metal agresivo, potente y de calidad.

Iniciamos genialmente el disco con “Vaporize”, que ya nos deja claro que la cosa va en serio (por si alguien no lo tuviera claro ya). Un tema rápido y contundente de principio a fin, con una base rítmica potentísima que nos impregnará del sonido más rabioso del disco y que se verá reflejado en posteriores cortes.
En “Deathpidemic” nos envuelven con un estallido de Thrash old school de calidad, utilizando el solo y los coros para enfatizar ciertas partes del tema.
Seguimos con “Midnight Meat Train”, que usando la dualidad vocal de una voz rasgada y aguda junto con una más gutural, nos sumerge en un vaivén entre el Thrash más clásico y el más contundente y moderno.
Y con esto, es la hora de “Adan’s Children”, que inicia con un riff que personalmente me atrapó al instante, canción muy clásica en cuanto al corte thrasher de toda la vida, veloz, insistente y frenético, con una parte central en la que aparece un solo que rompe con el tema y lo transforma con un tinte melódico genial.  ¡¡Thrash en vena!!!
Con “Suicide” se torna algo  más oscuro el sonido, más cercano al Death, eso si, sin dejar la frenética velocidad de lado, y con una parte muy melódica en el estribillo. ¡Ese Solo que no falte!
Church Burning” sigue la estela del tema anterior, con una linea más pesada y machacona, que sin perder ni un ápice la aceleración antes conseguida se mantiene con cierta uniformidad compositiva. Es con “Death Control” con la canción que seguimos, y en la que encontramos de nuevo esa dualidad vocal (muy utilizada en todo el disco), unida a la siempre presente veloz base rítmica, y manteniendo un regusto muy contundente en todo el tema.
Global Dictatorship” nos retorna al sonido más 80’, interpretado de nuevo con dos voces, intercala partes tremendamente veloces, con riffs más clásicos, cambios melódicos… en fin, un gusto para el oído.
Seguimos con el alocado inicio de “Mutant From The Red Hill” para continuar con el sonido thrasher acelerado y con algún punto guasón de nuevo, pero también descubriremos en esta pista alguno de los cortes más contundentes y machacones del disco.
Y finalizamos el álbum con “Amaierarik Ez Da”, tema totalmente instrumental, que cuenta con la colaboración a las guitarras de David y Guillermo  (ANGELUS APATRIDA) y que es una perfecta guinda con la que culminar este genial trabajo.

 


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS