LAUTREAMONT (RUS) – Silence of the deceased, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

LAUTREAMONT, provenientes de Rusia, han vuelto este año a los sonidos más extremos con un nuevo trabajo, Silence of the deceased. Después de su último lanzamiento en 2015 con su EP Insomnia, la banda rusa sufrió una ruptura por parte de tres miembros, dejando así un nuevo camino y un nuevo desafío a Vladimir Fomenko (batería), Denis Paschenko (guitarra) y Alex Zarotiadi (bajo y voz). Ahora, en 2018, LAUTREAMONT deciden lanzar, como se dijo con anterioridad, Silence of the deceased, un álbum donde la nueva banda decide dejar atrás sus anteriores patrones y añadir más sonoridad y más potencia a este nuevo trabajo.

Lo que vamos a encontrar en Silence of the deceased es un CD de 34 minutos de duración aproximadamente, siete temas (poemas interpretados todos en ruso) con una temática que podría globalizar a todos estos poemas: “memento mori”. LAUTREAMONT comparte mucho el tema de la soledad, la muerte y todo lo lúgubre y oscuro que albergan estos elementos, definiendo así su temática death/black. Para recalcar más esta idea, el trío ruso utiliza elementos como composiciones agresivas, riffs violentos y brutales y complejos cambios rítmicos.

Sin más dilación, empecemos con el recorrido sonoro. LAUTREAMONT decide apostar fuerte y empieza con el primer tema “Evil” de manera muy marcada. Un ritmo fuerte y claro que irá en acompañamiento durante toda la pieza junto con la voz potente de Alex hacen que el oyente quiera seguir escuchando más a este trío. Estos elementos se repetirán en “Father“, que no realiza muchos cambios notorios. Seguimos con el ritmo frenético y con la voz predominando, pero esta vez acercándose más a un sonido que se arrastra más hacía el black que al death.

Llegando al tema que da su nombre a este álbum, comenzamos con una intro asemejada al dark ambient, donde poco a poco los arpegios de la guitarra van en aumento para devolvernos ese sonido más death (muy notorio en los riffs de Denis). También se puede apreciar un aumento de la velocidad en los dobles bombos y el descendimiento de ésta, haciendo así del ritmo de esta canción un elemento especialmente interesante.

The hour” nos cuenta poco más de lo ya dicho, pero nos deja líneas melódicas y los riffs más atrayentes de todo este álbum. Sin embargo, su predecesora, “Psalm“, se puede percibir diferente. Vemos una sonoridad distinta, más alejada de todo ese ritmo oscuro, para dar paso a un ritmo y una sonoridad más suave y emotiva.

Para concluir, podemos decir que este nuevo trabajo de LAUTREAMONT contiene una sonoridad realmente buena, dejando así un álbum muy atrayente de escuchar y con una buena calidad tanto en sonido como en los elementos combinados entre sí que los miembros realizan. Pero habría que añadir que esta sonoridad tiene un inconveniente y es que puede resultar un poco homogénea entre el público. Sin embargo, con las buenas combinaciones que este trío realiza, este problema puede ser solventado sin ningún problema, dejando así una banda prometedora.

Comparte:

COMENTARIOS