KVAEN (SWE) – The funeral pyre, 2020

Enlaces:

Ya comienza a ser casi una costumbre acoger ediciones de Black Lion Records en esta casa. No es la primera vez ni la última que hago mención de la grandísima labor que hace el sello sueco acogiendo bandas de una calidad infinita, apenas conocidas por el (a veces) respetable, para darles un empujón de promo llevándolas a cada vez más metalheads.

Pues en esta ocasión no es diferente. El sello del león negro vuelve a lanzar una auténtica joya que no sólo apunta a los tops de final de año, sino que también opta a ser una de las revelaciones dentro del género en este inicio de los dos mil veinte. KVAEN es uno de los proyectos en solitario de black metal que más me han enganchado en años. Y es que lo que ha conseguido aquí el señor Jakob Björnfot mezclando influencias es digno de mención.

El epicentro musical de este auténtico volcán en erupción es un black metal con cierto regusto melódico, evidenciando la casi obligatoria influencia de la escena de su país, pero sin dejarse llevar por la melosidad, sin que sentimientos como la melancolía o la nostalgia se dejen ver demasiado. Es más una melodía rabiosa, visceral, repleta de espíritu vengativo. Pero lo bueno viene cuando hace gala del riffing, pues no se limita al black metal. Combina a la perfección recursos de otros géneros como el speed metal, el thrash o incluso el heavy metal, todo esto orientado hacia un contexto pagano, resultando una mezcla que probablemente ya haya escuchado con anterioridad pero que está manufacturada con personalidad y criterio.

Y como suele ser casi una costumbre en los proyectos llevados a cabo por una sola persona, Jakob ha contado con algunos músicos invitados para que aporten su granito de arena a The funeral pyre. Pierre Törnkvist, actualmente en DEVIL’S FORCE y HELLTRAIN, ha sido el encargado de meter líneas de voz en “Yee naaldlooshii” y “Septem peccata mortalia”. Por otro lado tenemos a Sebastian Ramstedt de NECROPHOBIC y ORDO INFERUS y a Matt Wicklund de GHOST SHIP OCTAVIUS (donde ya militó Jakob Björnfot), quienes colaboran con sendos solos de guitarra en “The funeral pyre” y “Hymn to Kvaenland” respectivamente. 

Pero el grueso de las labores colaborativas viene en la percusión. Hasta cuatro músicos han participado en la grabación de las baterías, un detalle a considerar por parte de KVAEN ya que de haber programado las baterías (que quizá fuera lo más fácil) probablemente habría sacrificado la sensación de humanidad que aporta un músico. Además de esto, es probable que, de haber optado por la programación de las baterías, el sonido final del disco hubiera perdido encanto y autenticidad.

Asimismo, todos han aportado sus maneras, sus particularidades, pero siguiendo el guión que ha marcado KVAEN, consiguiendo homogeneizar todos los temas. Así pues, Perra Karlsson de DREADFUL FATE e IN AETERNUM es quien ha grabado “Revenge by fire” y “Bestial winter”; Freddy Ortscheid de BLACK LILY se ha encargado de “The funeral pyre”, “Septem peccata mortalia” y “As we serve the masters plan”; Tommy Tuhkala de OUTLAW y SPELL OF TORMENT, tras los platos en “The wolves throne” y “Hymn to Kvaenland”; y por último Danni Jelsgaard, quien militase en bandas como BLACKHORNED, CAUSTIC o ILLNATH, cierra estas participaciones con su habilidad en “Yee naaldlooshii”.

Como podéis leer, es un trabajo cuidado, con muy buenas estructuras compositivas, madurez, equilibrio entre la melodía, la caña y lo clásico y que encima tiene alicientes extra que reclaman atención, que aportan destellos de calidad y que complementan el grandísimo trabajo que es este The funeral pyre.

Comparte: