KNOCKOUT – Siempre al Revés, 2012

Enlaces: MySpace Facebook

A finales de marzo salía de fábrica, recién cocinado y con importantes novedades respecto al pasado del grupo, el primer disco de KNOCKOUT. Formados en 2005, tres años después editan su demo “Tu Momento”, compuesta por cinco temas más un videoclip, que sentaba ya las bases del sonido de los valencianos. Una maqueta que, por allá entonces, me pareció un híbrido interesante entre el hard rock de BEETHOVEN R y UZZHUAIA, de sonido actualizado pero que echaba más que la vista atrás, bastante atrás, a tiempos de finales de los 80’s y principios de la década posterior.

Siempre al Revés, primer larga duración de KNOCKOUT, es un triunfo para el grupo. Por un lado, con la entrada de María Bayo a la voz, la banda gana no solo una excelente vocalista, sino también un más que notable guitarra. Es preciso recordar que David dejó las seis cuerdas en la demo para afrontar las tareas vocales de forma temporal, mientras la formación buscaba cantante definitivo. Así pues, lavado de cara y dos añadidos interesantes a la música del grupo, que son santo y seña de este nuevo trabajo.

¿Por qué? Por un lado, la labor de María es sencillamente loable. Con un parecido vocal a Rosa de OFFTOPIC o Rebeca de los disueltos ARMA SECRETA, quizás con algo de menos fuerza pero posiblemente mayor sutileza, María es soplo de aire fresco en la música de KNOCKOUT. Evidentemente el grupo ha encontrado una muy buena cantante, después de buscarla desde hace tanto tiempo.

Eso, unido a la desvinculación de David de las tareas vocales y la inclusión de su trabajo a las seis cuerdas, les hace ganar puntos. Esos riffs tan seductores en “Siempre al Revés” o tan clásicos (a lo Gunners) en “Si Me Sabes Esperar” no son las únicas muestras, ni mucho menos. Trabajo añejo el de David y Pavel personificado en los solos de guitarra. Pienso, por ejemplo, en “Nada que Perder”, inicialmente balada acústica que se convierte en interesante medio tiempo posteriormente.

Esa correspondencia de siempre con el hard rock americano se pone de manifiesto, sobre todo, con “Tierra de Nadie”, en un trabajo marcado por este sonido y por la difícil coherencia en su conjunto. Complicada conseguida compacidad, en un lapso compositivo de años plasmado en un cd de nueve cortes, cinco de ellos antiguos de la demo y cuatro nuevos. Por eso extraña que no se haga disperso. “Tu Momento”, por ejemplo, empasta muy bien con “Miedo”.

Aparte de todo esto, es justo hacer referencia al sonido del disco. No tiene nada que ver con el conseguido en la maqueta, grabado en 2007/2008 en los Estudiogroove, sino que en esta ocasión el grupo se ha encerrado en los estudios valencianos RPM, siendo el resultado muy satisfactorio. Solo hay que escuchar el bajo, ese instrumento denostado en tantas producciones, en “No te Duermas”, agradable y placentera sensación ésta.

Además, estamos ante un disco muy trabajado, con inclusión de piano en “Musa y Prisión”, y repleto de composiciones sinónimo de canciones, algo que parece evidente pero que no siempre se cumple. Ejemplo de esto último: el fantástico “Sin Mirar Atrás”, verdadero hit del disco.

Si conjuntamente el trabajo concluye con una bonita portada y excelente libreto, el resultado final no puede ser más que notable. Creo que el “momento” del grupo en la demo era algo temporal, efímero, y que realmente es ahora cuando han puesto la primera piedra.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS