FALLS OF RAUROS (USA) – Key to a vanishing future, 2022

Enlaces:

English versión here

Últimamente le he estado dando bastante al black metal de corte atmosférico y enfrentarme al nuevo disco de FALLS OF RAUROS se me hacía algo bola, ¿Tendría algo interesante que decir de una banda que siempre ha sido comparada con las más populares de su especie? Sin embargo, hasta de una vieja pila se puede exprimir algo de energía. La banda americana originaria de Portland nos ofrece en Key to a vanishing future otro buen trabajo a añadir a su ya excelsa cosecha de tributos a la decadencia humana y a esa sensación de desazón de vivir en un planeta enfermo y moribundo. Evidentemente, si quitamos de la ecuación el componente ecologista que siempre gusta de ahogarse en lagos de frustración y profunda melancolía, puede que encontremos signos esperanzadores que por fuerza menor o mayor acaben haciendo algo de divina justicia. FALLS OF RAUROS nos hablan de esa llave de un futuro que se desvanece, pero para indagar en el mensaje pro-naturalista que identifica a esta y otras bandas englobadas en esa etiqueta tan extraña y horripilante denominada cascadian metal has de leer (y disfrutar) las poéticas y curradas letras escritas por la banda.

Centrándonos en lo musical, FALLS OF RAUROS parece que han querido recuperar algo del sonido más sombrío y agreste de discos pasados como Vigilance Perennial o lo que es lo mismo, algo menos luminoso que el inmediatamente anterior Patterns in mithology. Lo cierto es que Key to a vanishing future destaca por sí mismo y no tendríamos que estar necesariamente haciendo comparaciones. Si bien es cierto que FALLS OF RAUROS suelen tener un librillo de estilo que respetan bastante bien, como son las transiciones entre partes puramente black metal y pasajes tranquilos y acústicos, cabe resaltar que en este disco han apostado por darle más protagonismo al bajo y eso hace que Key to a vanishing future suene mucho más grave y por decirlo de alguna forma, mucho más groove.

El trabajo de guitarras sigue siendo lo más destacado, realmente originales, juguetonas y con cada vez más regusto rockero, evidenciable sobre todo en los solos. A su vez estamos ante el disco más directo y pesado de la banda con momentos bastante atípicos que se resumen en un tema como “Known world narrows” que posiblemente resume todo lo descrito anteriormente. Ya desde el fantástico inicio con “Clarity” el disco entra directo al alma gracias al empeño de la banda y de Colin Marston en producir el disco con medios analógicos que es lo que le da ese grano y ese punto de sucia honestidad. Quizás si hay algo que se pueda echar de menos sobre todo si has seguido la discografía de la banda es que no hay tantas partes tranquilas, los temas son más compactos y no van tanto en plan montaña rusa. La parte más atmosférica de Key to a vanishing future la vamos a encontrar en “Daggers in foodlight”, que sin duda es una de las mejores composiciones de la banda en este terreno.

Key to a vanishing future es un disco que difícilmente defraudará a los devotos del black metal atmosférico de corte americano ya que contiene todos los ingredientes esenciales del mismo con el plus añadido de contar con unos músicos experimentados y que técnicamente intentan ser originales, sobre todo en cuanto al tratamiento de guitarras y batería.

Comparte: