JESÚS DÍEZ – Mono no aware, 2017

Enlaces: Facebook Otro enlace

La relación entre Japón y el metal viene de lejos. Baste recordar a grupos como X JAPAN  o LOUDNESS allá por los ochenta. También es conocida la simpatía que el metal en su conjunto genera en el país nipón cada vez que cualquier grupo gira por aquellas latitudes. De hecho, es habitual ver como grupos europeos y norteamericanos hacen guiños a sus seguidores orientales con bonustracks especiales para las ediciones japonesas de sus discos. Pero en todos aquellos casos la aproximación es desde Japón al metal, pero pocas veces se habrá podido ver lo contrario, es decir, cómo el metal – en este caso el subgénero del metal sinfónico – pretende incorporar musicalidades e instrumentos tradicionales japoneses, quizás con la salvedad del  «Kojo no tsuki» de los SCORPIONS en su disco Tokio Tapes de 1979. Y por si esta propuesta ya resulta interesante de por sí, más aún cuando la propuesta viene de mano de JESÚS DÍEZ, compositor español y ex-fundador de NIOBETH.

Adelantando la conclusión sobre la valoración del disco, el resultado es más que prometedor, ya que lo fácil habría sido limitarse a incluir frases en japonés dentro de las letras o a anunciar los temas con intros ejecutadas con las escalas típicas japonesas y luego seguir con temas de metal sinfónico al uso. Lejos de eso, Jesús integra a la perfección la musicalidad de los instrumentos orientales dentro del conjunto de las composiciones sin que se pierda la esencia del metal sinfónico ni sea una consecución de canciones tradicionales japonesas. En Mono no aware se pueden disfrutar, fundamentalmente, composiciones nuevas en las que los instrumentos japoneses cohabitan con las guitarras, las baterías, los bajos y los teclados clásicos en el metal sin generar tensiones o cacofonías entre sí. Los temas que mejor podrían recoger esa esencia de convivencia podrían ser «Farewell to the moon»«Underneath the stars» o «Choose your adventure» ya que aquí no se decanta la balanza en favor de nadie.

Quizás, los temas que puedan resultar más duros de escuchar para el oyente no familiarizado con el folclore japonés, puedan ser los tradicionales, arreglados por Jesús, como son «Sakura», «Kokiriko» o «Tanabata». En todo caso hay que reconocer la calidez y calidad de Ster Raventós en las voces que hace aún más bellos estos temas.

Es posible que en el disco haya demasiadas partes de tempo demasiado pausado, pero las mismas quedan compensadas con creces por las partes más heavys del disco.

Una cuestión de menor entidad que podría ser mejorada es la presentación del artwork del disco, ya que la fusión de distintas texturas entre la portada y el libreto en el que hay dibujos y fotografías hace un efecto de collage un tanto extraño.

Por todo lo dicho, a la hora de escuchar por primera vez Mono no aware hay que hacerlo sin tener ningún prejuicio ni idea preconcebida, pudiendo disfrutar así de un disco de metal sinfónico de gran calidad enriquecido por sonoridades no habituales y que hace de él una pieza única.

 

Comparte:

COMENTARIOS