IVY MIKE (CZE) – Nº, 2021

Enlaces:

Para los que no le sepan de entrada, IVY MIKE fue el nombre en clave que se dio por parte de los norteamericanos a la primera prueba de detonación termonuclear (según Internet), así que con ese antecedente ya os podéis hacer a la idea de que estos checos no nos van a traer baladitas con las que ir cerrando los garitos este año. Este trabajo con ecléctico nombre () trae adrenalina como para remontar a uno de un shock anafiláctico, todo a base de metalcore puro y ciertos aires de progresivo e incluso algún guiño al djent.

Lamentablemente, no he podido localizar suficiente información en la red sobre este proyecto. Esto es un punto que, previamente a lo estrictamente musical, la banda debe mejorar, porque no hay nada en redes sociales ni Youtube, lo que es una pena porque no se corresponde con la calidad de su sonido y sus composiciones. Por muy underground que seas y cantes en inglés, si quieres que te conozcan hay que hacer algo más que poner tu disco en bandcamp y tener perfil en Facebook, porque hay mucho ahí fuera como para destacar simplemente por tu calidad. Es triste, pero la democratización de la música hace que haya tanto y tan bueno que hay que currar mucho no solo en lo musical para asomar la cabeza.

Los temas tienen números por títulos, son cortos, pero de una fuerza descomunal. La voz muestra una variedad de registros amplísima tanto limpia como dentro del propio canto gutural, con varios tipos de pitch. La batería me ha llamado especialmente la atención, pues no recurre mucho a los beast blast, pero aun así aporta su impronta cañera en cada corte y tienen un sonido muy orgánico. Seguramente estará algo procesada, pero aquí prima aquello de «menos es más». Las guitarras y el bajo suenan muy definidos aunque metan tralla. Quizás abusen en determinados momentos de las cuerdas graves al aire, pero eso es cuestión de gustos.

Una muy interesante carta de presentación, pero les falta introducir un poco de información en el remite. La  parte musical está controlada; ahora hay que prestar un poco de atención a la parte mediática.

Comparte: