INSANITY – Never Ending Nightmare, 2011

Enlaces: MySpace Facebook Youtube

A través de MPR Producktions nos llega el primer disco de los gerundenses INSANITY, editado en 2011, tan solo dos años después de su fundación por Gerard Cortés (cantante y guitarra) y Daniel J. Segura (guitarra). Es ahora cuando están promocionando al máximo este trabajo, algo completamente lógico cuando intentar dar bombo al próximo cd, que está de camino, del cual ya nos han adelantado el vídeo de uno de los temas para hacer más corta la espera.

Terminándose de completar la formación con Pablo Sonnaillón (bajo) y Xavi Bassols (batería) al poco tiempo de empezar, es gracias a presentar en un concurso barcelonés una demo grabada con sus primeros temas (y ganarlo) que pueden grabar en Sweet Home Studios su primer largo.

Never Ending Nightmare” es un disco correcto de thrash metal de la vieja escuela, demasiado influenciado por METALLICA y sus primeras obras y con algunos rasgos propios –en otras composiciones- donde se muestra tímidamente una personalidad más desmarcada de los de San Francisco.

Esta similitud con otras canciones del grupo de James Hetfield y compañía se ve claramente reflejada en el comienzo de Slave of the Dreams, en Wake the Thunder (donde se puede observar también la influencia de unos TESTAMENT como en Keep the Flame o Vamp, ésta última muy bien estructurada y de estribillo interesante) o en Insanity, donde me vienen a la cabeza a nivel nacional RANCOR y PLOWSHARE.

Es precisamente en los momentos que se echa en falta una mayor personalidad propia donde brilla más INSANITY. Composiciones como las indicadas, siendo en algunos casos demasiado influenciadas por discos como “Master of Puppets”, son las que más lucen, en contraposición a cortes más personales  como  Land of Doom –con un buen trabajo de bajo e interesante ambientación- o Eye of the King, con unas atmósferas y líneas vocales que me recuerdan lejanamente a los primeros EXXPLORER, y es que algunas canciones tienen un componente heavy bastante interesante.

Si uno busca pasar un rato entretenido escuchando thrash metal de interesantes riffs e influenciado por unos primeros METALLICA o TESTAMENT,  este disco sirve para un fin tan respetable como este. Sin embargo, me da la sensación que el grupo donde más puede descollar es en directo. Quizás sea por una producción ochentera que no me convence del todo o, al contrario, porque la propuesta de estos chicos esté perfilada para triunfar encima de un escenario. Son mis sensaciones, al menos, con este debut. Veremos con su próximo trabajo…

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS