INNECE – Caminando Hacia la Muerte, 2013

Enlaces: MySpace Facebook

De la mano de The Fish Factory nos llega el álbum debut de INNECE, formación que ya adelantara el single de este disco hace un tiempo, y que dejó a un servidor con ganas de más. Quizás eso, unido al hecho de saber que la mitad del grupo procede de aquellos CAPITÁN FLYNN que debutaron en la escena hardrockera con su trabajo homónimo en el ya lejano 1993, hizo que mis expectativas fueran considerables. Posiblemente no porque me gustara especialmente aquel vinilo, sino quizás por el carácter emotivo y nostálgico que tiene el mismo para un servidor.

En efecto, Roberto Rayos (batería) y Miguel Cartagena Zarco (guitarra y coros) proceden de aquel grupo  alicantino, a los que se le unen en la grabación Javier Almansa al bajo y coros (END OF OUROBOROS, deathcore) y Lola Tovar al micro. ¿El resultado? A la altura cualitativa de aquel trabajo que contenía temas como La Matanza Del Día de la Suegra o Fantásticos Rumores (aunque solo compartan género a gran escala). Sin embargo, y a pesar de ello, no colma mis esperanzas un cd que, por otro lado, suena bastante bien a pesar de haber sido grabado en un estudio casero.

¿Por qué? Y es aquí donde creo necesario remarcar que abro el “corchete” de lo subjetivo. Si bien el adelanto Mi Vicio me supuso una inicial sorpresa (positiva), uno tiene la sensación que no todo empasta, al menos de la forma en que uno quisiera (por eso lo de “subjetivo”). Es cierto que en el single, como en la excelente versión Vampira de DEVIN TOWNSEND (y en varios cortes más) Lola nos muestra su faceta más agresiva, flirteando estilísticamente con grandes del rock de voz “rota” como AZUZENA o BONNIE TYLER, acercándose en cierto modo a ellas aun con su personal estilo (y salvando distancias), pero en la otra mitad del redondo uno siente que no llega a encajar con la potente base instrumental del cuarteto (ahora quinteto con la incorporación de Jaime (ex – EL GREMIO DEL CUERVO).

Al menos a este oyente, que ha crecido con otro tipo de hard rock, le cuesta digerir la propuesta global de los de Orihuela. No obstante (y ahora cierro el corchete y abro el paréntesis de lo estrictamente objetivo), la labor vocal (notable y loable, por otra parte) sirve en cierto modo de contrapunto en muchas ocasiones a esa contundencia de las guitarras y base rítmica, y asimismo me parece una “mezcla” fácilmente vendible a oyentes de otros ámbitos diferentes del hardrockero, como puede ser público ajeno a éste y más afín al rock en general. Y, quizás (y ahora cierro corchetes y paréntesis) en esa particularidad del grupo –que define en gran parte su personalidad-, está uno de los mayores logros de éste, pudiendo llegar a ser su billete o pasaporte hacia lo más conocido. Suma más que resta, en definitiva, o al menos esa es mi percepción.

Y es que a nivel cualitativo el disco está fuera de toda duda, intangible o anímica, que dependa de los gustos personales del oyente. Aquí hay músicos con un largo recorrido musical y eso se nota. Especialmente el trabajo a la guitarra es realmente interesante, así como da gusto apreciar el sonido del bajo (debería estar prohibido decirlo, pero otras muchas producciones se empeñan en resaltar esto cuando es necesario).

¿Los temas? A la altura del pasado de los componentes de INNECE. Hard rock en líneas generales, diferentes a lo realizado, de forma pretérita, por éstos, donde la potente base instrumental se combina con las melodías vocales de Lola, con algún guiño a lo progresivo y, en ocasiones, con toques oscuros.

Así, podemos disfrutar del clasicismo de Lárgale (vaya riffs de guitarra…), la sicalíptica 2013 (no solo a nivel lírico), la potente Remordimientos o Revolución, con una cierta progresividad más palpable que en otras composiciones. O sentir esa oscuridad, en detalles, en Sin Futuro, Caminando Hacia la Muerte y F.C., acentuada en parte por una portada que, aun realizada por Luis Lidón Bas, y sin desmerecer su trabajo, no me convence en absoluto.

No obstante, la mejor forma de saber si va a gustar al consumidor un disco –por otra parte- demasiado largo (son 14 temas), y distinguir si merece su atención, es escuchar los dos primeros cortes (Sin Salida y ), bastante paradigmáticos en mi opinión del resto del cd, y que suponen una realista carta presentación. Aparte, hay tiempo para una mayor templanza en Tu Nombre Será Mi Tumba y para una atención especial en Amanecer. El resto ya está “destripado”.

Interesante –cuanto menos- trabajo musical de base hardrockera, de filosofía abierta y acentuado carácter comercial que, puede gustar o no, que puede analizarse desde un punto de vista más subjetivo que objetivo (o al contrario), pero que supone una página escrita más en el libro del rock underground de este país.

En definitiva, una hoja manuscrita más en el memorándum de ese hard rock que estaba en su punto más alto a finales de los 80’s, cuando el capitán Flynn comenzaba a dirigir su nave en una Ruta Suicida… y en la que de nuevo  sobrevive habiéndose reunido el año pasado. También lo hace –en cierto modo- dispersado en grupos como INNECE, y en el pasado en otros como  GABY & COMPANY, defendiendo la escena alicantina desde hace más de veinte años. Por todo eso, y por la valentía de la apuesta, merece la pena darles una oportunidad.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS