INHUMAN (CRI) – Unseen dead, 2020

Enlaces:

Creo que en seis años en Subterráneo Webzine no había comentado nunca un trabajo de origen costarricense, pero nunca es tarde si la dicha es buena, como se suele decir. A no ser, claro está, que la dicha sea cagar en tu váter, pero te llevas aguantando tanto tiempo que acaba siendo demasiado tarde.

La formación que ha provocado que entre en contacto directo con la escena de Costa Rica no es otra que INHUMAN, nacida en 2011 en Heredia y cuya discografía cuenta con un EP y tres discos en larga duración entre los que se encuentra Unseen dead, su más reciente lanzamiento, el cual comentamos hoy.

Este año estoy escuchando más música que en toda mi puta vida, tanto por variedad como por cantidad, cosa que ha provocado en cierto modo que me vuelva mucho más selectivo a la hora de dilucidar qué me engancha de verdad, qué me produce indiferencia y qué no me ha gustado nada. En el caso de INHUMAN y su Unseen dead lo tengo fácil: indiferencia. Incluso se me ha antojado aburrido.

Es cierto que llevo muchos discos de death metal escuchados en lo que va de año y puedo decir que este es de los que menos me han gustado. Ya no porque la ejecución o el sonido sean malos, sino más bien por culpa de la monotonía en la que se desarrolla tanto la instrumental como las líneas vocales. Las guitarras, en muchas ocasiones, parecen estar repitiendo el mismo riff, a pesar de que se sepa que efectivamente sí habían cambiado, lo que se puede achacar a que las partes más rápidas no terminan de sonar demasiado definidas.

Death metal muy en la vena de FLESHCRAWL, PAGANIZER, GRAVE o AEON, pero que no ofrece mucha variedad compositiva, pues las canciones se suceden de manera tediosa y plana, como si se hubiera confeccionado sin muchas ganas. Y ojo, soy consciente de que no es así, pues sé de buena mano lo que cuesta componer un álbum de metal extremo, pero es la sensación que me ha dado, sobre todo porque Unseen dead es uno de esos discos en los que muchos temas se parecen demasiado entre sí. Es decir, no ha habido interés por la variedad. Se puede aportar variedad sin salir de tu zona de confort o modificar un estilo al que se es fiel.

Las líneas de voz, por su parte, tampoco es que colaboren a que esa sensación repetitiva se disipe, pues poco o nada varía el registro de Gabriel a lo largo del redondo, cabalgando a medio gas entre el gutural grave y frecuencias medias que emplea sobre todo para modular un poquito y dejar entrever un recurso vocal quebrado. No es que lo que hace lo haga mal, pero se echa en falta algo más de versatilidad en los registros o incluso a la hora de exponer la métrica.

Poco o nada se puede hacer cuando todos los ámbitos en un disco te parecen monótonos, salvo esperar a que las próximas obras de INHUMAN sean un poco más variadas y definidas, pues con este planteamiento se perderán en el infinito mar de bandas que ofrece un género como el death metal.

Comparte: