INFERI (USA) – The path of apotheosis, 2014

Enlaces: MySpace Facebook BandCamp Otro enlace

inferi00Desde Estados Unidos nos llega The path of apotheosis. Para los que de entrada, os queráis dejar llevar por el sugerente título de este tercer trabajo de INFERI, deciros que hacéis bien; los de Nashville (Tennessee) vienen cargados de rabia y de ganas de demostrar al mundo de lo que son capaces de hacer. Lanzado a principios de enero de este mismo año por mediación de The Artisan Era, The path of apotheosis te hace preguntarte por qué no los conocías antes.

La banda, formada en 2006, integra en su música desde siempre las raíces del death metal melódico más clásico con cortes técnicos y virtuosos con los que embelesan al oyente, haciéndote caer en un estado casi de éxtasis enfermizo al intentar analizar la cantidad de detalles que nos ofrecen sus trabajos. En caso de esta última descarga de metal extremo sin contemplaciones, se superan a sí mismos llevando su música un paso más allá y abriéndose un hueco poco a poco entre los más grandes, cosa que no es de extrañar, ya que algunos de los miembros de INFERI forman parte de bandas como DISKREET o VITAL REMAINS.

 Pronto se intuyen influencias de bandas como OBSCURA o THE FACELESS en temas como “Those who from the heavens came” o “Wrath of the fallen one”, aunque en este caso el quinteto de Tennessee aplica a muchos de sus temas toques más clásicos, con la introducción de unos teclados muy personales, que dan el toque de distinción a algunas de las once canciones que componen este LP. Pero no contentos con ejecutar un death metal técnico y melódico a partes iguales, hacen alusión directa a estilos como el black metal, del que con total seguridad se han nutrido también la mayoría de los componentes, como demuestran en “The ophidian form”, “The path of apotheosis” o “Destroyer”, tema que eligieron como carta de presentación.

La combinación y variedad de las voces es impecable a pesar de que, para mi gusto, en muchas ocasiones da la sensación de escucharse ligeramente bajas. La ejecución de las baterías es simplemente abrumadora, y las guitarras en todo momento suenan afiladas, tanto es así en los riffs como en los pasajes melódicos o en los solos vertiginosos que adornan algunos temas.
Llaman la atención la complejidad estructural de temas como “The promethean kings” o “Prelude to a perilous fate”, en las que también hacen alarde de su virtuosidad, recordándome en ocasiones a los también americanos ARSIS.

 De principio a fin, este proyecto ambicioso, se convierte en una estimulación idónea para el cerebro como si de un paisaje infernal pintado en óleo se tratara, inspirando malignidad y combinando a la perfección con los tonos de la portada, que cuanto más se contempla a la vez que escucha el álbum, más te hace entender la historia tras cada una de las canciones.

 

firmajavig

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS