INCURSED – Elderslied, 2014

Enlaces: Facebook Youtube

incursed12Qué decir de la cantidad de cosas buenas que me ha traído pasar a formar parte del staff de Subterráneo Heavy. No sólo el poder colaborar con uno de los webzines de referencia en este país, ni tener la oportunidad de juntar dos de las cosas que más me apasionan como son la música y la escritura. Conocer gente nueva y, sobre todo, conocer muchas bandas nacionales e internacionales que, rápidamente, han pasado a formar parte de mi extenso top de bandas de metal. Este es el caso de INCURSED. No había oído más que nombrar a estos vascos por amigos que sí habían escuchado su música, y al decirme que practicaban un pagan metal bastante serio me dispuse a indagar sobre ellos, encontrando adelantos de su nuevo trabajo, que someteré hoy a análisis.

La sorpresa no pudo ser más grata, con lo que me puse como loco cuando desde Redacción avisaron de que Elderslied había llegado.  Grabado en los estudios Chromaticity por Pedro J Monge durante el verano de 2014, estoy convencido de que será uno de los discos que más revuelo cause en el panorama durante este año, ya que fue lanzado a finalísimos del año pasado. Un sonido limpio, peculiar, con una mezcla muy equilibrada, este disco tiene todos los ingredientes para convertirse en un serio candidato a disco del año.

Con el comienzo de “Song of the ancient”, introducción impecable, ya dicen mucho. Enganchando a la perfección con la potentísima “Heart of Yggdrasil”, hacen que ese mensaje inicial que da la intro sea una declaración de epicidad  chillada a los cuatro vientos, con un inicio bestial, dejando ver ya toques de pagan black metal muy nutridos de influencias. Me encanta la aparente facilidad con la que juegan estos chicos con las distintas variantes de la rama más folklórica del metal, ya sea folk, viking, pagan… las manejan a su antojo y son capaces de llenar la mente de bravas batallas, monstruos legendarios y paisajes fantásticos.

Con “Raging wyverns” ya empiezan a aflorar bandas a las que esta agrupación española me recuerda, sonando en mi mente en este caso al one-man project CROM en su disco Vengeance. Ese rollo viking con mucha acústica y voces limpias me flipa, e INCURSED saben hacerlo muy bien.  Eso sí, me da un poco de rabia (y no lo digo como una pega o una queja) que la mayoría de las canciones que más me gustan en un disco se agrupen al principio, porque luego a la hora de escribir sobre él parece que me olvido del resto de trabajo; apuntar que, como es el caso esta vez, considero el disco de principio a fin una joyita.

The wild hunt” hace que piense en algún trozo en el majestuoso Vredens tid de MANEGARM, con esas tonadas de violín acompañadas por guitarras aplastantes, potentes, que hacen que pienses en el hombre antiguo, el guerrero, el cazador, el agricultor, el pescador, volviendo a casa tras meses de vagar por el viejo continente en busca de sustento o haberse batido en decenas de luchas.

No hago comparativas con otras bandas o discos para hacer entender que la música es igual o para afirmar que éstas son las influencias de la banda sobre la que escribo. Nada más lejos. Las suelo hacer para orientar al que lee con mucha más precisión y, sobre todo, para que en este caso INCURSED se sientan muy orgullosos de recordarme o sonar a otras formaciones a las que admiro, y a las que sigo de hace tiempo, aunque sí que me aventuro a decir que algunos de estos grupos que nombro son de su agrado.

Han sido muchas, buenísimas y legendarias bandas las que han acariciado mi mente enferma de música escuchando los temas que forman este disco; EQUILIBRIUM en “Beer bloodbath”, un poquito a los primeros FINNTROLL en “Tidal waves” (temazo), a los suecos IRMINSUL en “Jotnar”, MENHIR, MOONSORROW… Vamos, que realmente han sabido transmitir el espíritu más puro del viking/folk más primigenio añadiendo su propio toque de distinción, cosa que consiguen en gran parte gracias a las partes vocales.

Como sabrán los que leen mis reseñas, como vocalista me gusta fijarme mucho en la voz. Y tanto la voz gutural de Narot Santos (encargado también de la guitarra rítmica) como la limpia de Jon Koldo, me han parecido uno de los atractivos a tener en cuenta de manera individual. Una ejecución por parte de ambos muy buena. El timbre de los limpios de Jon sobre todo me ha parecido de lo más original que he escuchado y en este estilo encaja a la perfección.

Teclados perfectos (llevados a cabo también por Jon Koldo), cuando han de prestarse para atmósfera se prestan, cuando han de servir como apoyo quedan más en segundo plano, cuando han de añadir melodía al conjunto lo hacen, si tiene que marcarse un “solaco” se lo marca… simplemente soberbio. Bestial el trabajo en general de todos y cada uno de los miembros. La potente pegada de Asier Amo en la batería otorga furia a esta obra repleta de caña, melodía, sentimiento pagano y buen gusto.

“Lady frost”, “The undying flame”, “Suaren lurraldea”, “One among a million”… no puedo quitarme de la cabeza ninguna de las pistas que componen Elderslied, ya que cada una de ellas tiene personalidad, tiene su propia historia. Acabar dando la enhorabuena y haciendo reverencia a la vez que me quito, en esta ocasión, el casco de guerrero. Chapeau.

 

firmajavig

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS