IMPUREZA (FRA/ESP) – La caída de Tonatiuh, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Hoy nos encontramos con algo especial. IMPUREZA es un grupo basado en Francia, con dos miembros fundadores de origen español, que tiene ya cierta historia a sus espaldas, habiéndose formado hace mas de diez años y contando con un disco en larga duración, titulado La iglesia del odio, publicado en 2010. Siete años nada menos hace de aquello, en los que parece que el grupo se mantuvo inactivo a excepción de un pequeño adelanto de un par de temas, ambos incluidos en La caída de Tonatiuh, que aparecieron por lo visto en 2013.

IMPUREZA forma parte del pequeño pero notable reducto de grupos de brutal death épico y grandioso con sonoridades exóticas e inspiración histórica, una corriente en la que podríamos destacar a grupos como NILE, BEHEMOTH o los italianos ADE y que a mí personalmente me encanta. Se trata de una metodología muy atractiva, porque permite explorar largo y tendido los conceptos líricos y estéticos arraigados en una herencia cultural al tiempo que la misma se manifiesta en la música. Potencialmente los grupos de este tipo pueden alcanzar una diversidad musical enorme dependiendo de la base que elijan. En el caso de IMPUREZA, lo que encontramos es un grupo que mezcla death metal con flamenco y que conceptualmente se basa en este disco en el mundo precolombino, más concretamente en la historia y la cultura del pueblo mexica. Sí, en efecto. Un grupo formado en Francia de death metal mezclado con música española que habla sobre la historia de América. Explicado de esta manera suena bastante rocambolesco, pero la verdad es que IMPUREZA consigue que todo encaje a la perfección.

Como decía al comienzo, dos de sus miembros son de origen español, y está claro que la influencia del flamenco no se ha utilizado en La caída de Tonatiuh como un mero gancho llamativo. Conocen bien las particularidades de esta música (mucho mejor que yo, no me cabe duda) y la incorporan desde la sobriedad y la elegancia. Encontraremos muchos pasajes de guitarra española, técnicamente brillantes, pero además cuando se trata de tocar death metal violento y desatado no tienen ningún problema en usar cadencias y patrones rítmicos típicos. Resulta difícil de explicar y yo personalmente estoy muy lejos de ser un experto en flamenco, pero no hay nada que suene “forzado” o metido con calzador. En algunos temas, como por ejemplo “Leyenda negra” (mi favorito), hay además coros con esas voces tan características, pero sin llegar a lo histriónico y funcionando como apoyo a la grandilocuencia de la composición. No es la primera vez que se mezcla flamenco con metal, pero tratándose de death metal de estas características, tan exagerado, dramático y falto de sutileza como puede llegar a ser el flamenco, se percibe como una continuidad estética plena. Las letras, cantadas por Esteban Martín en perfecto castellano, complementan perfectamente esta continuidad. La conquista de América proporciona un escenario sangriento y apocalíptico perfecto para el dramatismo al que hacíamos alusión. Es importante tener en cuenta que no están intentando darnos una clase de musicología o de historia, y quizá esta falta de pretenciosidad es lo que hace que todo funcione.

Técnicamente lo más brillante del álbum son los pasajes de flamenco, obviamente en acústico, como comentábamos más arriba. Lionel Cano Muñoz consigue hacer brillar una de las grandes virtudes de la técnica de la guitarra flamenca, que es ofrecer una interpretación tan complicada y precisa como musical y fácil de asimilar para el oído. Quiero destacar también al bajista Florian Saillard, que en estos pasajes hace notar una técnica y un buen gusto increíbles en su fretless acústico.

Por lo demás, los riffs de death metal son especialmente efectivos cuando utilizan los patrones españoles ya comentados. Las partes de death metal más “normales” son buenas también pero al fin y al cabo ya hemos oido a muchos grupos haciendo cosas parecidas. En consecuencia algunos temas enganchan más que otros, sobre todo al principio del álbum. En la segunda mitad todos tienen algo interesante, y aparte de la ya citada “Leyenda negra” destacaría “Camino hacia Mictlán” y la instrumental homónima “La caída de Tonatiuh“, muy sentida y que creo que representa perfectamente la propuesta de IMPUREZA.

IMPUREZA es un grupo con buenas ideas, mucho futuro y sobre todo una gran personalidad. No sé cuáles serán sus planes de futuro pero espero que no tarden otros siete años en sacar otro disco. La caída de Tonatiuh revela un potencial enorme que merece ser explorado.

Comparte:

COMENTARIOS