IMMORTAL GUARDIAN (USA) – Psychosomatic, 2021

Enlaces:

Portada del album Psychosomatic de Immortal Guardian.Uno nunca deja de investigar, quedarse con nombres y relacionarlos. Así es como suelo moverme yo por este mundillo. Los demás no se serán tan frikis como yo o actuaran de otra manera. No es mi intención dar la chapa con esto, solo poner un poco de contexto para la reseña de hoy. Por esto mismo es por lo que me fijé en estos chicos cuando el power no es a priori un género que me vuelva loco. Están fichados por M-Theory Audio, hogar de bandas como INTO ETERNITY, CEMICANMORDREDWHITE WIZZARD entre otros muchos. Nada mal la cosa, ¿verdad? Un sello que, por lo poco que me ha llegado de ellos, se especializa en bandas con un sonido crudo, sin pulir y que combinan varios estilos sin decantarse por ninguno. Por eso el debut de IMMORTAL GUARDIAN me encantó, y esta nueva entrega no me ha entusiasmado de la misma manera aunque sea más que buena; es excelente de hecho. Mis expectativas en este caso me jugaron una mala pasada que no quiero que empañe la reseña. No seria muy ético por mi parte, ni justo para la banda, por lo que hay que tomarlo como una apreciación personal. Si estáis de acuerdo o no es igual de valido que esta reseña o vuestra propia opinión. Ya sabéis el dicho, «para gustos los colores».

Esta vez se han decantado por abrazar el power progresivo en toda su amplitud y explorar de esa manera otras posibles bifurcaciones “más simples” en cuanto a sonido estándar y cuidado que imaginamos cuando pensamos en power metal y con las que enfocan estas nuevas composiciones, sacrificando prácticamente en el proceso las guturales y cierto frenesí que había en su primer disco. Factores que, todo hay que decirlo, me parecieron muy interesantes en su debut. He de decir que en parte siento un pesar y una profunda decepción con esta drástica medida. No obstante la entiendo, y por ello no nos encontramos con un mal álbum del estilo. Todo lo contrario, la verdad, y es por eso que todo fan del power bien hecho encontrara un plato de buen gusto en este disco.

El toque extremo no se ha perdido como tal, sino que aparece de forma áspera y en forma de heavy metal clásico en ciertas partes, riffs o en la voz cantante, que tiene como referentes a otras influencias que no noté en anteriores ocasiones y que le sientan de lujo. De hecho, el tufo a HELLOWEEN  y BLIND GUARDIAN era bastante pronunciado en anteriores trabajos, y aquí veo otros referentes como pueden ser QUEENSRYCHE, PYRAMIZE, CONCEPTION, CELESTY o EVERGREY. De todas maneras, el peso de HELLOWEEN no se despega de ninguna manera de ellos ni del power aunque haya aguarrás de por medio. Por eso, canciones como “Goodbye to farewells” (única aparición puntual de los mencionados y echados de menos guturales en todo el disco), “Lockdown” o “Read between the lines”  te harán volar por el cielo en libertad, cual águila majestuosa en su territorio siendo el rey. Si a esto le sumamos lo buenos músicos que son y el gran abanico que son capaces de manejar para nutrir su música, solo nos queda abrir la boca asombrados, para que nos entren moscas y otros insectos nutritivos.

De verdad, hay de todo en cantidades bien proporcionadas y oxigenadas. Desde toques neoclásicos en los que las guitarras y el teclado se ensalzan en duelo como en “Clocks”, composiciones con más sombras que luces como “Candelight” e incluso toques orientales que pueden recordar a MYRATH en “Psychosomatic”. Es de agradecer que los toques sinfónicos estén bien puestos, formando parte de las composiciones y no siendo ellos la composición en su totalidad. Detesto cuando es al revés, por lo que me muestro agradecido con este hecho.

Odio soltar clichés, os lo aseguro. Seguro que vosotros también odiáis leerlos, pero tengo que soltar esa mierda de que es un álbum más maduro, y no por llenar, sino porque realmente se siente así. Solo espero que sean capaces de seguir en esta línea y no caigan en lo que yo denomino guerra de clones o, peor aún, un grupo genérico más del estilo que no aporta nada. Mientras tanto, solo puedo decir que lo han hecho bien. ¡Van por buen camino, damas y caballeros! Ojala sigan así. De desviarse, por mi parte perderían mi apoyo en un futuro.

Comparte: