ILUNTZE (ESP) – Antzinako oihartzunak, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

En los últimos años, el black de corte atmosférico ha experimentado un auge y caída considerables. Uno de las principales razones de su popularidad ha sido la gran difusión y seguimiento que han tenido canales de YouTube como Atmospheric Black Metal Albums o el célebre Lightfox177, ambos clausurados por problemas de copyright y resucitados recientemente de sus cenizas. Al margen de la polémica acerca de su legitimidad (y de la legitimidad de las acusaciones contra ellos), es indudable que este tipo de plataformas ha ayudado enormemente a la difusión de este subgénero de la música extrema, y una gran parte de sus seguidores se limita a disfrutarlo escuchándolo directamente desde YouTube, sin ir más allá. Es por eso que debe apreciarse enormemente el esfuerzo de discográficas que, en contra de cualquier tendencia, luchan por sacar a la luz proyectos enmarcados en estos estilos. En el ámbito nacional, Darkwoods es un perfectísimo ejemplo de ello.

La demo que aquí nos ocupa, Antzinako oihartzunak de ILUNTZE Los ecos antiguos» en castellano, nombre muy adecuado al estilo y sonido de la banda), encaja perfectamente en este estilo de black «hecho en casa»: un solo músico detrás del proyecto, temática mitológica o semi-histórica con un fuerte componente cultural (en este caso relacionado con el País Vasco), una intencionalidad claramente atmosférica… y la lista podría extenderse aún más. Sin embargo, los cinco temas de los que se compone este trabajo demuestran que ILUNTZE va un paso más allá. Sí, si hay que encajonar a la banda en algún lado, inevitablemente nos vienen a la cabeza vídeos de YouTube con una imagen estática de paisajes boscosos y etéreos, y un nombre épico y en ocasiones algo pretencioso. Pero Antzinako oihartzunak, si bien comparte este componente heroico y extremadamente oscuro y underground, también esconde un buen puñado de influencias y elementos que la hacen sumamente interesante. Basta con echarle una oída al segundo tema de la demo, «Suaren Garrasia«, y apreciar todos los elementos que despliega. Riffs a tempos medios con ciertas reminiscencias a algunas de las múltiples etapas de DARKTHRONE, cambios de tempo bien colocados, coros que refuerzan los momentos más solemnes, una breve sección acústica que divide la canción en dos y unas guitarras que en ningún momento pierden la atmósfera onírica y majestuosa que las caracteriza.

Estas características son comunes a todos los temas (a notable excepción del último, del que hablaré en un momento). Debe señalarse que el tercero de ellos, «Goiztiri» («amanecer» en castellano; de nuevo, el nombre es muy acertado para la canción) ejerce en cierto modo una función de interludio entre dos temas largos y densos. Esto último puede llegar a convertirse en un inconveniente, ya que en algunos momentos cuesta ver la dirección que se quiere tomar y puede perderse el hilo de la canción. No obstante, estos momentos son más bien puntuales y no entorpecen la experiencia de escuchar esta demo. Se podrían citar muchas influencias de las que ILUNTZE bebe al crear sus canciones, e incuestionablemente todas ellas denotan un excelente trabajo compositivo.

El sonido de Antzinako oihartzunak está a la altura de lo que se quiere transmitir. No debe olvidarse que se trata de una demo, y desde luego es mejorable en muchos aspectos, aunque a diferencia de otras producciones de estas características se pueden distinguir con suficiente claridad todos los instrumentos y las melodías que estos interpretan. Como punto negativo, un aspecto que veo mejorable es el de las líneas de guitarra, y es que en algunas partes podrían estar más trabajadas y aportar un juego de armonías mucho más rico en lugar de limitarse a «cumplir», como es el caso de «Itziarren Semea«. Sin embargo, esto quizá es algo más bien subjetivo y que menciono desde mi perspectiva como guitarrista, y no tanto una pega realmente achacable a la demo.

He hablado antes de que el último tema merece una mención especial, y es que se trata de un corte puramente atmosférico. Como apasionado del dungeon synth, me encanta poder encontrar este tipo de sonidos en producciones de black, y aún más cuando se llevan a cabo con tanto acierto. El tema en cuestión, «Leotzezko Isladaren Begirada Mendekua«, cierra el trabajo de manera espectacular, con un sutil pero adecuado despliegue de unas melodías de sintetizador etéreas que se entrelazan para finalizar nuestro viaje a través de Antzinako oihartzunak. Un viaje épico y tenebroso a partes iguales que nos transporta a una atmósfera desgastada por los años pero renovada con fuerza gracias a propuestas como esta.

Comparte:

COMENTARIOS