HYBAN DRACO – Where all illusions die, 2015

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

hybandraco22

Where all illusions die es una jodida joya. Todo lo que se diga a partir de ahora es secundario y tomará sentido solo bajo la sombra de lo que se acaba de decir. Así que, lector, corre a agenciarte con una copia y no pierdas más el tiempo. Sin embargo tampoco sería justo por mi parte dejarlo aquí, y, si aceptas un bals con el diablo, tienes que bailarlo; así que allá vamos.

HYBAN DRACO nace en Alcanar, Cataluña, en el año 2006, mientras, en Suecia, se encontraba el cuerpo de Jon Noetvid, el que a priori podemos situar como fuente de inspiración de la banda, con una bala metida en el cerebro en medio de un escenario ritualístico. La banda surge, pues, como una profecía, como una ofrenda funeraria que, con este disco, se posiciona a sí misma como firme candidata a tomar la antorcha que prendieron los suecos.

Where all illusions die es el resultado de combatir ferozmente contra los límites establecidos del género en busca de un sonido propio huyendo de etiquetas y libros de estilo y sustituyéndolos por el talento. Talento que les permite combinar precisas ambientaciones acústicas con las trombas sónicas propias del black metal, todo ello sumido en la oscuridad primigenia de este miedo cósmico herencia de Lovecraft, que nos golpea desde la misma portada nacida de las precisas manos de César Valladares.

Si bien es cierto que no descubro nada a nadie cuando digo que la banda se mueve en unos caminos abiertos, en gran parte, por bandas como DISSECTION y WATAIN, creo que la similitud de los catalanes con los suecos es más un tema de atmósfera que algo meramente musical o conceptual. Lo que un servidor más valora de las bandas mencionadas es, precisamente, la capacidad de ser portadoras de la luz que ilumina las tienieblas y poder hacer brotar melodías extrañamente dulces del caos sónico que prevalece, como encontrando una flor en el abismo, como iluminando la noche del alma.

Esta misma sensación es la que deja Where all illusions die, con las ultra-melódicas líneas de guitarra de Hyban y Christobal navegando sobre un océano plagado de monstruos que rujen, como el bajo de Logan, y gritan, como la endiablada batería de Mike. Sin embargo hay una belleza cautivadora en su música. Nos traen un black metal lejano a la edad del cobre, un black metal que ha salido de la cueva, ha visto la luz y, sin miedo, se ha incendiado con ella.

¿Blackened death metal, black metal, death metal melódico? ¡Qué más da! Sólo son etiquetas. Estos chicos nos traen once cortes de música de alta costura alternando melodía y caos, luz y sombra, precisión y cálculo con frenesí y caos. Entre ellos merecen mención especial la épica “Frost by blood”, la apocalíptica “Solar storms”, la diabólica “Infernal” o la majestuosa “Weird terrain”.

Sea como sea, el metal extremo peninsular, y en concreto el catalán, se visten de gala para recibir esta reedición de su disco de 2012, más precisa y brillante que su predecesora y con una producción más que notable a cargo del sello Darkwoods. Con este Where illusions die elevan el estandarte de guerra y se sitúan en primera línea de fuego, demostrando lo que cada vez más gente sabe, que el metal extremo catalán no terminó con VIDRES A LA SANG, ni se acaba con FOSCOR, sino que hay un buen numero de bandas haciendo muy bien su trabajo y esta es, sin ninguna duda, una de ellas.firmamarc

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS