HUMMANO – Genocide, 2017

Enlaces:

Es normal en el circuito underground de España estar familiarizado con el nombre de HUMMANO. Te muevas o no dentro del género que ellos trabajan es más que habitual verlos bien encabezando carteles, bien como de escuderos de importantísimas bandas como los nacionales HAMLET. A pesar de esta frecuente presencia tengo que admitir que, a excepción de sus singles (con inolvidables videoclips), nunca me había puesto a darles una escucha seria.

Posiblemente lo que me empujó a pedir hacerme cargo de esta crítica fue el choque que me produjo ver la portada de este reciente Genocide. Teniéndonos acostumbrados al aire desenfadado mostrado en el artwork de álbumes anteriores, sesiones de fotos, etc. (muy de agradecer por otro lado, un soplo de aire fresco entre la omnipresente pose de pocos amigos predominante en el metal) de pronto nos sueltan la imponente portada de este LP y hostias, la jodida noche y el día.

Un fondo oscuro sobre el cual, centrado, hay un llamativo símbolo en ascuas que hace alusión directa al contenido y al mensaje de crítica social que va a poder verse plasmado a lo largo de los distintos cortes del álbum: religión, esclavitud ante las redes sociales, pasividad por parte de una población sometida… En fin, corto el rollo y me pongo con la música, que para eso estamos aquí.

Desde el instante en el que la intro “Def con three” deja paso a “Black mirrors” nos damos cuenta de lo que se nos echa encima: percusión de locura, riffs efectivos sin comeduras de cabeza, trémolos en los que los guitarristas se encargan de las partes más melódicas del conjunto y una voz que le viene como anillo al dedo al deathcore de los tricantinos. Una señora manera de abrir el LP y que además posee buena parte de los ingredientes que nos vamos a ir encontrando más adelante.

Prophet of none”, muy acertadamente elegido single bajo mi punto de vista, añade cierta calma hasta ahora inexistente con un estribillo pegadizo que hace que el oyente pueda tener algo a lo que agarrarse, un gancho, algo pegadizo que sirve de guía a lo largo de la canción. Este elemento, tan de agradecer para alguien de gustos algo “clásicos” como yo y tan ignorado en ciertas ramas relativamente modernas de metal extremo, podría servir para acercar HUMMANO al tipo de público que suele huir casi por acto reflejo de todo lo compuesto más allá de los 2000 y de cualquier grupo con una etiqueta que incluya en ella la terminación -core. Tampoco digo que vaya a ser el disco favorito de los seguidores de OBÚS (con todo el respeto lo digo), obviamente no, pero sí podría perfectamente despertar interés en aquellos que le dan al death más tradicional.

Una de las intros más épicas del compacto es la que se nos escupe en “No gods, no masters”, sin duda uno de los temas imprescindibles del disco tanto por lo bien que camina como por la mala hostia que transmite. Obligatorio hacer mención también a la sección de break, otro de los puntos álgidos de Genocide.

El leve reposo que nos regala “Def con one” no engaña a nadie, solo escuchando cinco segundos podemos intuir que va a ser el último respiro antes de la traca final. “White paranoia”, “King cobra” y “Solitary confinement” son los cortes que cierran este último acto, regalo de los tricantinos en forma de deathcore y aliñado con algunos riffs y pasajes algo menos “core”.

La producción, obra de Alex Cappa en su TMF STUDIOS, suena a lo que nos tiene acostumbrados: cera, una presencia bestial de la batería y una compresión salvaje que ofrece un empuje al discurso musical que le viene de lujo al estilo de HUMMANO, todo ello sin caer en la sobreproducción que tanto opaca los temas de muchos grupos actuales.

Como punto negativo, de nuevo volviendo a lo musical (y siempre hablando desde mi punto de vista), creo que hay cierta de falta de movimiento en la dinámica a lo largo del LP. Si bien es verdad que todos los temas funcionan y caminan bastante bien como cortes aislados, creo que un poco de variedad armónica podría conseguir contrastes capaces de generar tensiones y distensiones que se agradecerían a lo largo de una escucha completa del disco.

En fin, ¡vamos terminando! HUMMANO nos ha soltado un trabajo fiel a su estilo, sin caer en los recursos fáciles de moda, un compacto en el que se nota la casi década que la banda lleva a sus espaldas. Letras sin pelos en la lengua, composiciones directas y efectivas con un sonido compacto y agresivo que hacen que Genocide sea un disco 100% recomendable.

Comparte: