HUMANIMAL (ESP) – Un mundo de jaulas, 2018

Enlaces: Facebook

Hay música que por su propia energía y concepción está hecha para transmitir algo más. Eso es lo que le pasa, por ejemplo, al hardcore. Te puedes quedar en la superficie, pero hay que ver el conjunto. Que esa energía que transmite la música y esas ganas de romperlo todo se dirijan a un fin. Como decían INTOLERANCE, odio bien dirigido es odio positivo. Pues eso es lo que hacen los de Castellón HUMANIMAL en su EP de debut Un mundo de jaulas, con un estilo muy centrado en el hardcore noventero y el groove (con alguna concesión melódica) y unas letras bien dirigidas a cómo el ser humano se está machacando a sí mismo, y casi hasta se lo merece, pues más que evolucionar, involuciona. Todo esto desde un punto de vista misantrópico, pero no banal; simplemente una forma de expulsar rabia y protestar contra lo establecido.

Musicalmente no les pongo ni una tacha. Escuchas a AGNOSTIC FRONT, HATEBREED, BIOHAZARD… y también a MACHINE HEAD, PANTERA, PRONG… su batería Madaya es una auténtica apisonadora, y los riffs de guitarra de Tonet y Juan están bien construidos y encajados con un bajo, el de Juanlu, pesado y contundente que da aún más cuerpo. Por su parte Miki, su cantante, utiliza voces de todo tipo, rasgadas, guturales, algunas gorrinas (me recuerdan a CUERNOS DE CHIVO en este sentido), lo que aporta variedad y ayuda a dar mayor énfasis en determinadas frases y momentos. Tampoco descuidan la melodía en su justa medida, como en “Misantropía”, que por cierto probablemente es el corte que más se despega del resto por esos experimentos sonoros en los solos con mayor protagonismo para las guitarras.

Sin embargo sí les pongo un pequeño pero en el sonido, y es que no han logrado toda la contundencia ni definición adecuada. Todo suena bien, mezcla adecuada y ecualización sin fallos aparentes para oídos como el mío, pero en la masterización final se han quedado quizás un poco por debajo de lo que uno podría esperar con tanto poderío rítmico que tienen detrás de sí. Me resalta sobre todo en un tema tan potente como “El error de Darwin”, que empieza oscuro y reflexivo pero pronto estalla como uno de los más crudos y directos del plástico. Además es el que mejor refleja la idea de involución humana que contiene la lírica de este disco. Sin embargo me suena un poco planito. E incluso así es un gran tema ideal para desfasar que en directo debe ser la bomba.

No obstante, insisto, es un pequeño pero, porque HUMANIMAL refleja buenas tablas y experiencia compositiva en Un mundo de jaulas. Así, y centrándome en los cortes no mencionados, el trabajo empieza con “Montañas de cenizas”, con el sonido de las llamas calcinando todo mientras Bea Escuder, colaboradora en este tema, recita su propio poema de destrucción, aumentando en intensidad y energía al mismo tiempo que empieza la debacle sónica de HUMANIMAL (el doble bombo se queda grabado a fuego en las partes más aceleradas). Este inicio me parece ideal para este trabajo, unido al ya citado “El error de Darwin”, ya que ambos temas exponen lo más crudo del EP. El disco continúa con la explosión de rabia de “Cultura del acoso” donde colabora Anita Lewis de SEMIDIMES, perfecta forma de expresar lo que significa “no” y que a algunos hombres no les entra en la cabeza. Tema fundamental. Finalmente el hardcore más de libro lo tenemos expresado en “Holocausto animal” mientras que la música circense introduce “El circo de los horrores”, un tema corto con mucho groove que nos invita a ver un espectáculo dantesco.

HUMANIMAL convence con contundencia y buenas ideas, en un trabajo corto que en 24 minutos deja pocas cartas por exponer en la mesa. Todo ello con buen calado y trasfondo que no debería pasar desapercibido, en especial “Cultura del acoso”, tristemente de actualidad. Brutalidad y odio bien dirigido, con el poderío del metal y la agresividad del hardcore, para desmontar la humanidad. No sabemos si el ser humano es más animal que los animales. Yo cada vez pienso más que sí.

Comparte:

COMENTARIOS