HUMAN ASHTRAY – Exile, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Vuelve de manos del sello maño No Humano Records la brutalidad de los gerundenses HUMAN ASHTRAY, quienes tras cinco años de silencio nos traen un nuevo LP titulado Exile. Más lejos todavía queda su debut The hate rebirth desde el cual no han sufrido una evolución demasiado marcada en lo que a estilo se refiere, pero ocurriendo al contrario en el apartado técnico y de ejecución.

Ya apuntaban maneras los de Girona con aquel primer trabajo, pero con el que de verdad enamoraron a un servidor fue con el segundo, editado en 2012 y en el que ya habían asentado un poquito más sus ideas, haciendo alarde de una extraordinaria técnica, mucho más perfeccionada y precisa. En esta nueva entrega de salvajismo musical corroboran sus ganas de partir los cuellos de los auténticos devoradores del death metal más rápido. Siguiendo la estela de su anterior obra tanto en lo musical como en lo conceptual, Exile nos acomete tema tras tema y en un poco menos de media hora con una conseguida mezcla de brutal death, death metal, deathcore e incluso death metal de corte más técnico.

La técnica ejecutiva de este combo es más que obvia, dejando un poco de lado las etiquetas musicales, sonando precisos en todo momento, como un reloj atómico. Da igual lo rápido que toquen, siempre suena todo en su sitio. Aunque la velocidad impera en Exile, no son todo blast beats y dobles bombos; también hay sitio para trozos más bailongos y breakdowns, ayudando estos a notarse las influencias más cercanas al deathcore.

Continúan apostando por un sonido sin sobreproducir, muy natural y parecido al de Pripyat, pero ganando en niveles generales, siendo el apartado vocal el más beneficiado de esto, ya que en ya mencionado anterior larga duración se quedaban ligeramente por debajo de lo demás. Will sigue en su línea, con esos guturales expulsados de manera tan peculiar y característica. Si le escuchase cantar en cualquier otra banda sabría que es él al instante. Me recuerda algunas veces a las maneras más brutas de Jason Peppiatt, vocalista de los australianos PSYCROPTIC, siendo así también a veces en el ámbito musical.

Mencionar que, HUMAN ASHTRAY ya había flirteado de manera puntual con lo progresivo, los coqueteos en esta obra son un poquito más perceptibles, pero no se trata de pinceladas demasiado significativas. El duelo de velocidad constante al que se somenten Ciri (quien nos deja detallitos en forma de gravity blast beat en alguna ocasión) y Xevi tras los platos y la guitarra respectivamente es una auténtica sobrada, cosa que por cierto, he tenido la suerte de comprobar en directo un par de veces.

Si lo que buscas es una dosis de esa música que hace que quieras arremeter a cabezazos contra un oso grizzly y te gustan bandas como ALL SHALL PERISH, ABORTED, THE BLACK DAHLIA MURDER o los anteriormente mencionados PSYCROPTIC, HUMAN ASHTRAY tiene todos los ingredientes para engancharte y proporcionarte la energía suficiente para viajar a norteamérica y enfrentarte a una de las especies de úrsidos más grandes que se conoce.

 

Comparte:

COMENTARIOS