HRÆ (ISL) – Þar sem skepnur reika, 2020

Enlaces:

Otro proyecto de black metal formado por una sola persona, en un país norteño cuyos inviernos son gélidos y lóbregos. Y cuál más frío y aislado que Islandia. HRÆ propone un álbum debut de un carácter que yo solo sabría describir como progresivo, incluso psicodélico. Si os gusta ORANSSI PAZUZU y el black metal de vieja escuela, recomiendo encarecidamente que le deis una buena oportunidad.

Con una producción cruda, pero bien definida y trabajada, Þar sem skepnur reika (en castellano traducido como «donde vagan los animales») se me antoja los primeros minutos como una experiencia a la que no estoy muy acostumbrado, pero que me inspira deleite. La batería, claramente programada, me recuerda a cuando empecé a producir mi propia música, con una batería virtual que sonaba algo bien siendo generosos, pero que entonces me parecía la salvación dado que ni la toco ni poseo el espacio para aprender a tocarla. Dicho esto, la mezcla está bien encajada alrededor de la misma. Si yo mismo hubiese mezclado el álbum quizás le hubiese dado algo más de presencia seguramente, intentando encontrar un sonido más primitivo o tribal. Y es que de algo primario y tribal es de lo que me transmite sentimientos este álbum. Las guitarras, con sus disonancias y melodías psicodélicas, le dan el carácter progresivo del que hablaba hace un momento, conjuntamente con los varios cambios de ritmo y velocidad entre los temas.

Las letras profanas y de carácter cósmico-apocalíptico me hacen recordar la obra del infame escritor Lovecraft, cuya mitología ha pasado a ser una gran pieza e influencia en la cultura popular. La locura dada por la falta comprensión de lo que el personaje está presenciando le da un gran punto personal y especial a estas letras, cerrando también el círculo del sonido escogido. Al leerlas comprendí la atmósfera general de Þar sem skepnur reika, el caos y enajenación que intenta transmitir.

Para ser un álbum escrito y producido en poco más de un mes, hay que reconocer que deja con muy buen sabor de boca y con ganas de más. Me gustaría saber qué inspiraciones y preparación llevó a cabo el anónimo autor para concebir semejante obra en tan escaso tiempo. Denota un crudo talento que admiro profundamente. Si algún día llega a formar banda con otros músicos y tocan estos temas en directo, me encantaría presenciar el buen ritual de horror cósmico, en el que se invoquen antiguas y descomunales deidades del caos, y presenciar la canalización de HRÆ.

Comparte: