HORN OF THE RHINO – Summoning deliverance, 2014

Enlaces: Facebook BandCamp

hornoftherhino09A estas alturas, HORN OF THE RHINO no necesitan presentación. Los bilbaínos hace mucho que están en una clara posición ascendente, aunque a opinión personal, su tercera obra, Weight of coronation representa su pico de calidad. La tenebrosa mezcla de doom y stoner (y desde Grengus, con dosis de death, thrash y sludge) es única, casi música ritualística. Con ellos pues, no sólo las expectativas están a un nivel muy alto, sino que además, sabes perfectamente que van a cumplirlas. Su talento no es flor de un día, ni mucho menos.

Soy de los que echó de menos en Grengus más temas monolíticos a lo Weight of coronation, no me desagradó, ni mucho menos, el enfoque más directo y rompecuellos del cuarto disco, pero a HORN OF THE RHINO le quedaba mejor el otro traje. La duda estaba en qué enfoque adaptarían en esta ocasión, y han optado por el camino intermedio. Para resumir rápidamente, han tomado lo mejor de ambos mundos y han parido su obra más completa y dinámica. Imposible aburrirse en este ritual (no hay nada más que ver la portada, si el fin del mundo es mañana, será así y tendrá a HOTR de fondo) en el que no sobra ni falta ni un sólo minuto.

Hay un mayor enfoque hacia el sludge, sin dejar de lado ese otro lado que muchos echábamos de menos. Las composiciones lentas, mastodónticas, que hacen de los temas algo denso y difícil de digerir, están más presentes. Incluso los temas más agresivos, que en Grengus habrían tenido una resolución más sencilla, aquí no. En el nuevo opus cada corte puede desarrollarse más, más riffs, más cambios de ritmo… Se le saca mucho más jugo a cada minuto. 

Y si las composiciones lentas están presentes, así lo está también el vozarrón, con mayúsculas, de Javier Gálvez. Aunque su voz limpia no predomine (y es una lástima, porque no conozco a nadie en este país que cante como él), en los temas como “Onward through domination” y “Deliverance prayer”, es capaz de lograr que varias personas giren la cabeza en dirección a la música (comprobado por un servidor), y en especial con esta última, una actuación magistral de sus cuerdas vocales, capaz de taladrarte los oídos. 

Lo tenemos todo, los temas largos, la lenta agonía, y los cañonazos. La introducción, con cierto aire industrial, no nos da ni un indicio de cómo empezará “Exvenhstench”, una viaje a los infiernos donde se nota bastante la mano de HIGH ON FIRE y los OBITUARY más cavernosos. Tema rápido ideal para abrir el disco y  avisar de una patada en la boca al oyente de quienes están aquí. El cuerno que anuncia la llegada de “Onward Through Domination” nos avisa de que el viaje a las tinieblas tan sólo ha comenzado. Dos temas y los bilbaínos nos tienen bajo su opresiva propuesta.

Lo que sigue no es mas que la continuación del largo trayecto por la oscuridad, suceden los minutos y todos los cortes son igual de aplastantes. El cenit está en “Deliverance prayer”, que tiene tal nivel de intensidad que el interludio se antoja casi imprescindible para recapacitar sobre lo que hemos oído. 

Si es su mejor obra o no, queda a título personal, pero desde luego ellos compiten contra ellos mismos, más allá de comparaciones que se puedan hacer con sus ídolos (se me vienen a la cabeza los añorados ACID BATH, que siempre hicieron sludge con la mirada puesta en el death más retorcido), lo único que puede dar por seguro quién escribe, es que nos encontramos ante un álbum redondo y muy completo, en el que la intensidad y la oscuridad no flaquean hasta el cierre. De hecho, los que oficialmente son los dos últimos temas del disco “Builder of Carrion Effigies” y “An Excess Of Faith”, son igual de cafres que el resto de cortes. Es una hora entera llena de intensidad, y además con alguna sorpresa incluida. 

La mayor pega, tal vez sea que el listón está más alto si cabe. Pero viendo lo lejos que han llegado, miedo da pensar cual es su límite. 

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS