HOLGUERO BRAIN – Holguero Brain, 2012

Enlaces: Facebook Reverbnation
holguerobrain08HOLGUERO BRAIN, el nuevo proyecto del prolífico Johnny Blood, nos presentan este primer álbum homónimo; un trabajo que conjuga de forma muy fluida un rock clásico setentero con el sonido Stoner de los ’90, plagado de temas cortos, directos y pegadizos en su mayoría.
 
El primer corte, Wings for the pigs, comienza con una guitarra sureña que da paso a un riff principal que ya desvela que se trata de una canción pegadiza y con mucho «groove». La voz de Johnny fluctúa entre el Scott Weiland más setentero y los BEATLES (sobre todo por los coros del estribillo), pasando por Billy Corgan en las melodías más eclécticas.
 
Bittersweet abre con un riff a base de tresillos para entrar en unas estrofas algo más violentas, con una voz rasgada muy al estilo SMASHING PUMPKINS. Es uno de los temas más experimentales y psicodélicos del álbum, sin estribillos definidos, intercalando interludios pausados con latigazos rítmicos. Le sigue Poisoned word, de estilo similar al tema que abre el álbum.
 
Evil puppet es un tema con guitarras menos distorsionadas. Muy melódico, tanto las estrofas como el estribillo, y uno de los más relajados. Broken Life, sin embargo, vuelve al estilo «groove», con guiños a la escena noventera de Seattle. La segunda parte de este «Holguero Brain» abre con Joshua Tree, un  corte acústico-instrumental con ese vibrato en las guitarras característico del folk sureño, que da paso a Sweating and breathless. El tema comienza con un riff progresivo y un ritmo de batería a contratiempo muy interesante. Las voces: muy «beatelianas» en el estribillo, lo convierte en uno de mis preferidos.
 
En The gates of soul nos encontramos con mi riff favorito del álbum, y con ello otro de los temas más destacados, con un falso estribillo cargado de fuerza, volviendo de nuevo al sonido de los ’90. Vuelven a bajar la intensidad con Forgetting Cloudscomienza con una guitarra acústica que da muy buen rollo, que da paso a un tema muy etéreo y relajado. 

Finalmente, cierran este trabajo con No more tomorrows: se trata del tema más extenso del álbum, con reminiscencias a los estupendos STONE TEMPLE PILOTS, y unas líneas vocales marca de la casa: muy melódicas, incluso en el estribillo, que es sobresaliente, apoyado con un riff de guitarra con mucha fuerza. El tema perfecto para cerrar este destacable primer álbum de los astigitanos.
 
No sabría resaltar nada en especial de este «Holguero Brain«, pero que esto no lleve a confusión: es un álbum sobresaliente. Los temas son sobrios, muy elegantes y de corte muy similar entre ellos: Si tuviese que destacar alguno de ellos, dentro de un álbum sin apenas variaciones cualitativas entre sus temas, me quedaría con Broken Life, Sweating and breathless, The gates of soul o No more tomorrows. Para concluir una frase muy recurrida, pero que no deja de ser cierta: quizás si este álbum fuese sacado en otra época y por una banda norteamericana estaríamos hablando de un éxito incuestionable. 
 
firmagerardolópez
Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS