HOBOS (ITA) – Nell’era dell’apparenza, 2019

Enlaces: Facebook BandCamp

El mundo del crust es inabarcable. Hay muchas bandas y, en un género de matices más que de ingredientes básicos, eso genera bandas del montón y otras que verdaderamente logran transmitir. Por eso cuando encuentras una banda como HOBOS no paras de escucharla en bucle (lástima que sus discos sólo se vendan en Italia y los gastos de envío del país de la bota sean prohibitivos). Los italianos acaban de editar Nell’era dell’apparenza, que es su cuarto lanzamiento (contando trabajos compartidos) en cinco años, y desde el primer minuto en que los escuché me hicieron trasladarme a los mejores discos de una de mis bandas favoritas: DRILLER KILLER, es decir, crust metálico extremo en el que a veces se cuelan influencias del death metal sueco de los noventa a lo ENTOMBED, mientras otras veces todo es puro rock ‘n’ roll. Todo ello combinando sabiamente tiempos acelerados y otros más cabeceantes para que sus escasos veinticinco minutos de duración se hagan más cortos aún.

Ya de partida el artwork del disco me inquietó. Una especie de película de terror apocalíptico de ciencia ficción, pintada con oscuridad y detalle. Pero luego escuchas el contenido y todo encaja, porque HOBOS no dejan nada limpio. Tienen una mezcla perfecta en sus guitarras para que recuerdes discos «rockeros» de ENTOMBED como el Uprising o bandas similares como BLOOD DUSTER, mezclado con el Total fucking hate de DRILLER KILLER o los discos más «metálicos» de THE EXPLOITED, como el Beat the bastards. Por otro lado, muchos riffs y efectos slide se salen del género y entran de lleno en el punk rock de libro, lo que añade naturalidad a la mezcla. Y finalmente tenemos las voces de Fabio, que son puro odio desatado y se meten de lleno en el death metal. Suena más cabreado que el propio Lars Goran Petrov. Está muy enfadado con el mundo.

El problema de grupos como HOBOS es que, incluso en lanzamientos cortos, digan todo lo que tienen al principio y uno se quede huérfano de energía al final. Eso puede parecer escuchando los dos primeros temas, «L’incubo della follia» y «Uno di troppo«, cortes rapidísimos de menos de dos minutos y que te dejan exhausto. Es entonces cuando se desmarcan con el primer corte más puramente rockero, usando guitarras slide y cambios de ritmo, «Prega per te«, que es probablemente mi tema favorito del disco y muy adecuado para definir la música de HOBOS. Además gozan de un sonido muy adecuado para transmitir mala hostia (afilando las guitarras y aumentando la agresividad de las voces a la vez que las baterías aceleradas hacen que no dejes de moverte), con lo que la variedad de los matices sale ganando, especialmente en las guitarras, que es lo más llamativo del disco por los muchos efectos que tienen, muchas veces pasando desapercibidos.

A lo largo de los cortes, unos son más punk, otros más crusties y otros más death ‘n’ roll, pero en general todo está compensado (el propio tema «casi» título es un ejemplo, «L’era dell’apparenza«), con espacio incluso para algo más pesado como el cierre de «Essi vivono«, que me recuerda a GOREFEST en su etapa final o nuevamente el citado «Uprising» de ENTOMBED. Está claro que no hay nada que se salga del corsé que han elegido, pero la sensación de locura energética inicial no se pierde a lo largo de todo el plástico, e incluso se ve potenciada en los cortes más poderosos que vienen después haciendo que uno se quede con ganas de más, sensación indispensable en un disco de este tipo del que se quieran resaltar sus bondades.

HOBOS es crudeza de la buena. La mejor mezcla entre géneros eternamente separados como el punk y el metal entrecruzándose con el rock más clásico y el grind más acelerado y la pesadez del death metal. Las apariencias engañan, pero no en HOBOS. Nell’era dell’apparenza es un no parar de buenos momentos que hacen que ni necesites café por las mañanas para arrancar.

Comparte:

COMENTARIOS