HELRUNAR (DEU) – Niederkunfft, 2015

Enlaces: Facebook BandCamp

helrunar00Desde el sello alemán Lupus Lounge (quienes cuentan entre sus filas con bandas de la talla de SECRETS OF THE MOON, NEGURA BUNGET o EÏS) nos llega el nuevo trabajo de los también alemanes HELRUNAR.

Banda nacida en 2001 y con cuatro largas duraciones en su haber, contando este, nos traen una nueva entrega de pagan black metal oscuro y crudo. Música muy honesta y hecha con muy buen gusto. Los conocía tan sólo de dos de sus trabajos anteriores, Baldr ok Íss y Sól y he de adelantaros en esta breve introducción que este Niederkunfft no se queda atrás.

Formada en la actualidad por Alsvartr (batería, guitarras y bajo) y Skald Draugir (voces) no necesitan, bajo mi humilde opinión, añadir nuevos miembros que otorguen nuevas ideas a la banda, puesto que a pesar de no haberse reinventado, siguen creando obras muy atractivas y placenteras de escuchar.

Empezando por el tema que da nombre al disco, ya desde su inicio con esa guitarra tranquila crean una atmósfera de oscuridad que muchas bandas ni se acercan haciendo uso de órganos de iglesia y blast beats desmesurados. Esta gente sabe lo que se hace y sin pasarse de revoluciones en cuanto a velocidad se refiere consiguen transmitir mucha caña.

Contundente el sonido en este trabajo, sonando la batería perfecta (me gustaría recalcar lo de perfecta) ayudada por supuesto, de la excelente pegada de su ejecutor. Ritmos pesados, a medio tiempo e incluso lentos rozando los límites del doom en muchas ocasiones, te arrastra aún más con esto a la oscuridad más insondable. Pero la música y una mente abierta dispuesta a arroparla pueden con todo.

Siguen con uno de los temas que más me ha gustado del disco: “Der endkrist”. Exquisito cambio de ritmos, melodía líder de guitarra muy guapa y en la línea de oscuridad de la que os hablo y quizá uno de los cortes más cañeros del disco. Muy guapa.

Como en cada reseña (o en casi todas) me gusta hablar sobre la voz, dado que como vocalista es algo en lo que me fijo mucho en los discos que escucho. Me declaro desde este momento un incondicional de Skald Draugir. Recordándome de cuando en cuando a Mortuus de los suecos MARDUK, aunque este me gusta mucho más. Su voz tiene más fondo, más cuerpo y emplea distintos registros en el momento idóneo siempre. Me ha gustado mucho el apartado vocal de este disco y seguramente si dispusiera de más tiempo y pudiera traducir las letras, me gustaría aún más.

Me ha venido a la mente algunas veces al escuchar este disco el Karg de los suecos KING OF ASGARD. No es que tenga mucho que ver a priori, pero he encontrado algunas similitudes muy curiosas entre ambos trabajos que me han agradado.

Hacia la mitad del disco se marcan otro de los temas que más me han gustado y uno de los dos cuyo título figura en inglés. “Devils, devils everywhere!” es un bombazo. Te mantiene en tensión durante toda la canción con esos ritmos a medio tiempo ya familiares para entrar hacia el minuto cinco con una soberbia y magnífica melodía de guitarra que pone el broche a un tema que sinceramente, me atrevería a tachar del mejor.

También me encantó “Magdeburg brennt”, otra de las más cañeras del disco. Me gusta mucho la manera de afrontar este pagan black metal, ya que al tratarse en su mayor parte de ritmos lentos y pesados, cuando imprimen un poquito de velocidad con dobles bombos o algún blast beat clásico las transiciones se hacen muy amenas y resultonas. Son otro buen ejemplo del “con poco se puede hacer mucho”. Y no, no me malinterpretéis. No es que esté diciendo que este dúo haga poco con su música, sino que la sencillez es la clave de su manera de enganchar al oyente. Sensacional trabajo, con un sonido impecable y con un aura maligna de las que si escuchas el disco a oscuras, con los cascos y los ojos cerrados puedes llegar a llevarte algún que otro sustillo.

firmajavig

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS