HELL’S FIRE – Rest in riffs, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

I’m the product of 6 million years of evolution? Come on man. I crawled out of a swamp yesterday“. Con esta cita del gran Peter Steele se ilustra Rest in riffs, el nuevo disco de los madrileños HELL’S FIRE y ya van tres. Después de 10 años de devoción por el sonido heredado de PANTERA, DOWN y allegados, el quinteto se reinventa y vuelve con un nuevo trabajo cuyo título, juego de palabras inteligente, dice también mucho de su contenido.  Y es que aunque la influencia sureña en general y de PANTERA en particular sigue presente, en este nuevo trabajo la banda amplía su paleta hacia terrenos más stoner e incluso clásicos, con riffs de inspiración sabbathica y mucho espíritu setentero, pasado por el colador de los noventa.

El sonido conseguido en los Estudios 51 tiene mucho de culpa en que sobre todo David y Mario gocen de una tonalidad menos gruesa y más enroscada en la vieja escuela, haciendo que la inspiración de Dimebag Darrell no sea tanta y sí entren en el juego gente como Zakk Wilde o el propio Iommi. Los ritmos también son más variados y la voz de Big Mario más completa. El conjunto hace que Rest in riffs sea seguramente el disco más personal de HELL’S FIRE sin por ello abandonar las señas de identidad que les han hecho famosos hasta ahora, aunque sí diluyendo su influencia principal enriqueciéndola con sonidos afines. Esto abunda también en un disfrute mayor y que incluso las versiones incluidas en el disco tengan un sonido particular.

Ya que las menciono, y para que tengáis una idea de por dónde van los tiros analicemos las tres versiones incluidas al final del disco, que más que buscar ser relleno, creo que son el complemento perfecto del resto del trabajo. “Roadhouse blues” de THE DOORS, tocada con una afinación más grave y muy stonerizada. “Neon knights” de BLACK SABBATH, también con el sonido de las guitarras mirando a los noventa y finalmente, la obvia “Bury me in smoke” de DOWN, que es la más fiel a la original si bien las guitarras no son tan pesadas. Todas estas versiones definen muy bien las fuentes de las que bebe el sonido de HELL’S FIRE en Rest in riffs: acidez psicodélica, riffs sabbathicos y sonido noventero. Agítese antes de usar y tenemos este gran trabajo.

Ya de partida un tema tan sólido como “The hearse” pone todo sobre la mesa después de la inquietante introducción que lo precede. Riffs totalmente retro, con la producción actualizada y un tempo pegadizo pero no acelerado que se queda grabado en la cabeza. La fuerza rítmica se transmite desde el principio al igual que la naturalidad de los instrumentos. Por otro lado los registros de Big Mario son muy variados, y aunque me gusta más la voz cuasi rasgada, también triunfa en la más limpia y en las inflexiones que realiza. Más hard rockera es “Nightstalker” que sin embargo también es la que en su desarrollo más nos recordará el pasado panteril de HELL’S FIRE, sin dejar los nuevos giros del grupo. Otra muy ácida y clásica en formas es “The mirror“, cuyo groove y sentimiento blues te lleva en volandas. Sin desmerecer “No shelter” que probablemente sea mi preferida con sus efectos wah-wah.

No es que estemos hablando de una evolución brutal. Si has escuchado en el pasado a HELL’S FIRE, Rest in riffs sigue una línea no sorpresiva. Sin embargo el quinteto madrileño ha sabido poner sobre la mesa un puñado de influencias y mezclarlas con la música con la que han crecido y se han sacado de la manga en esta ocasión su disco más completo y disfrutable. Retomando la cita del señor Peter Steele, ayer mismo salimos del pantano, todo sigue igual. Y  que siga así muchos años.

Comparte:

COMENTARIOS