HELL’S FIRE – A Motherfucking Mayhem Overdose, 2012

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

Lo primero más obvio cuando te enfrentas por primera vez a un pedazo de dinamita como «A Motherfucking Mayhem Overdose» es que HELL’S FIRE suenan de la ostia. Lo segundo es que estos madrileños tienen más oídos a PANTERA que un político mentar a su madre. Ellos se definen como Southern rock metal, pero sólo es una etiqueta autoimpuesta… Nah, HELL’S FIRE son puro metal. Del contundente. Del de guitarras incendieras. Del que tiene los cimientos en BLACK SABBATH y en toda la industria pesada de Birmingham.

De su justificadísimo fanatismo por las carreras profesionales de ilustres sureños como Phil Anselmo y Dimebag Darrell la banda comienzan su andadura por los escenarios españoles en el año 2009. Uno de los highlights de estos rednecks castizos en el comienzo de su carrera fue su triunfo en el concurso de la Sala Taf, que les permitió grabar su primer disco: «Eleven roads to Hell» Este segundo disco de HELL’S FIRE sigue las mismas coordenadas que el primero (decepcionante hubiera sido no hacerlo). Para que nos entendamos: metal de alta graduación aderezada con ese regusto southern que también marca la imaginería de la banda (cojonudo artwork, by the way)

El disco se abre con el escopetazo de Hellbilly Booze Brigade. Literalmente. Con ese ritmo a lo «Revolution is my name». Imposible no headbangear como un desquiciado. La canción elegida para presentar el disco fue Stone Cold Grave. Buena elección. Un tema de fácil digestión… De fácil digestión según la idea que tienen de eso en el infierno, quiero decir. Esa forma de entender el hard rock, metálica, agresiva, acelerada, que reinventaron quienes tenéis en mente, se plasma en Far Away From The Sun. Aquí es obligado citar el trabajo vocal de Big Mario. Un auténtico monstruo. Y no lo digo por su abusiva ingesta de alcohol (no sólo por eso), sino por su apabullante registro. Uno de los mejores vocalistas que he tenido oportunidad de escuchar en el metal nacional. El riff desquiciado de Crawl sitúa a HELL’S FIRE cerca incluso de los parámetros de bandas como LAMB OF GOD, con ese endiablado ritmo sincopado. Hay lugar en el disco para ritmos tradicionalistas en forma de Folk Metal, con la declaración de principios On The Road. Este tema me recuerda a aquel experimento de ANTHRAX en su infravalorado «Volume 8» que se llamaba «Toast to the extras». De hecho incluyen una versión cajún con banjos a todo trapo y acústicas escupiendo actitud, para cerrar más festivamente «A.M.M.O.». Panteroide hasta decir basta es también God Will Not Come, donde dios sí viene, pero de la mano e inspiración de Dimebag Darrell posada sobre el mástil de Mario Sánchez.

El cachondeo sureño no para con la acelerada y desdentada Cletus, apología de la cafrería y la fiesta descerebrada. Delicioso, vamos. Uno de mis temas favoritos de este trabajo de HELL’S FIRE viene con Straight To Hell y su estribillo para corear con el puño en alto y los pantalones apretando. World of Hurt también es uno de los temas más destacados del disco. Probad a conteneros con este tema ardiendo en vuestros altavoces. Imposible. Guitarras que también remiten a Zakk Wylde, por supuesto. Menos convencional (en cuanto el estilo que impregna todo el trabajo) es Rattlesnake, menos agresiva quizás, pero con otro sobresaliente trabajo rítmico de Oscar Martin y Miguel Sierra. Reckoning Day sirve de excusa a los madrileños para apretar el acelerador e incorporar ritmos más hardcorianos. Ritmos que jamás han faltado en los clásicos de nuestros texanos favoritos.  Y con el puñetazo de Vaseline Monster acaba este viaje por la américa metalera profunda. Miento. Como he puesto más arriba la cajun version de On The Road cierra a modo de bonus track «A Motherfucking Mayhem Overdose«. Una sobredosis de guitarras incendiaras heredadas de una de las bandas que más adoración suscitan en el olimpo metalero.

Efectivamente, tengas alma de redneck escopetado o simplemente no puedas prescindir del metal con sabor a bourbon HELL’S FIRE no deberían faltar en tu mueble bar. Hell Yeah!!


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS