HELLCANNON (USA) – Infected with Violence, 2012

Enlaces: Facebook

Tenemos una reedición del último disco hasta la fecha de la banda HELLCANNON. «Infected with Violence», que así se llama este trabajo, ha sido reeditado a finales de este octubre por el sello Ketzer Records. No es para menos, aunque si esta banda empieza a reeditar con solo dos trabajos en el mercado, una Demo anterior a este Lp llamada «Raiders of the Waste», se puede pensar o que son muy buenos o el sello no sabe qué editar.

Este disco es bastante explosivo desde su comienzo, donde tenemos una guitarra, yo creo que española, abriéndose para explotar en riffs agresivos y contundentes, con un punteo de base a la batería de guerra, donde el vocalista me ha recordado en algunos momentos a Jeff Walker de CARCASS, no solo en este corte, ya que tiene tonos muy marcados a él.

No nos despegamos de ese sonido contundente y enraizado en el Thrash/Death Metal con el segundo corte «Chainsaw Ripping Death», y vemos ya planeando por el disco esos solos de guitarra tan asesinos. Se ralentiza un poco con los cortes «Speed Killer» y «Harbinger of War», en esta última con solo de guitarra en un principio, no el único en la pista, tenemos más paso a los cambios de ritmo y de intensidad de la banda, quedando un tema muy completo.

Llevando una parte de este disco, en total son 8 temas. Tiene una duración de un poco más de media hora, perfecto para la edición en vinilo de vieja escuela. Después de la guitarrera «Harbinger of War» tenemos otra explosión con «Raiders of the Waste»,  de una tendencia más Punk/Hc y donde se incluyen algunos coros.

No nos despegamos de la rabia, en esta ocasión con más olor a Death: «Sacrifice by Fire», remarcando el solo de guitarra del mismo. Cerrando el trabajo tenemos  «Act of Violence»  y «Armor from Hell», la primera entra con línea de bajo y un ritmo de jazz y progresivo para ir creciendo hasta romper en pura violencia, al estilo SODOM, cerrando como empezó. Violentamente se cierra con «Armor from Hell», con unas partes apabullantes y sin muchas remisiones, solo fuerza y mala leche. Un disco de acertada reedición.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS