HELEVORN – Compassion forlorn, 2014

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter Otro enlace

helevornGran peso es el que siento hoy sobre los hombros al reseñar el nuevo trabajo de los mallorquines HELEVORN, y es que cualquier fan del doom que se precie dentro y fuera del país (y me aventuraría a decir que incluso más fuera) conoce de la existencia de estos veteranos del género. Tras quince años de carrera, una demo y dos largas duraciones, vuelven a irrumpir en la escena con Compassion forlorn, el cual ha visto la luz a través de SolitudeProductions/Bad Moon Man.

Ante todo decir que el doom en general no es un género que considere uno de mis fuertes en cuanto a conocimientos se refiere. Por unos motivos o por otros, siempre he prestado más atención a otros estilos y he dejado, inevitablemente, otros de lado. Pero llevo un tiempo volviendo a tomar contacto con bandas que han hecho que volviera a despertar mi interés por el género, sumergiéndome en un mundo más atractivo de lo que me imaginaba.

Aunque es cierto que HELEVORN no practican un doom en estado puro, la esencia la mantienen con elegancia por tercer álbum consecutivo, mejorando notablemente con cada trabajo que editan y haciendo que extrañe que sean más reconocidos en el norte de Europa que en su propio territorio, a pesar de que no es la única banda que sufre este “fenómeno”. 

En términos generales, Compassion forlorn mantiene la línea de sus predecesores, sobre todo mantiene un parecido razonable con su anterior trabajo Forthcoming displeasures, cuyo sonido es también impecable. Puede que en esto tenga parte de “culpa” Jens Borgen quien por segunda vez consecutiva se encarga de la masterización, demostrando su buen hacer.

Pero evidentemente todo el mérito lo tiene la banda, quien mezcla sonidos y elementos muy dark y gothic junto con esa marca death/doom melódico que tanto y cada vez más gusta en Europa. Me es inevitable pensar en bandas como los también españoles EVADNE o los primeros CREMATORY, sobre todo por estos últimos al escuchar temas como “Burden me”, una de mis favoritas y la elegida por HELEVORN para el videoclip que lanzaron hace muy poquito.

Acordes y melodías de melancolía, tristeza, sueños y esperanzas reinan este trabajo repleto de matices que, aunque no te des cuenta de estar escuchándolos, van haciendo mella en mente y corazón, haciendo que empatices gratamente con lo que estos mallorquines quieren transmitir y haciendo un poco más comprensible uno de los motivos de que en el norte de Europa se les quiera tanto, donde el frío y la oscuridad son habituales y perfectos compañeros de la música llevada a cabo en Compassion forlorn.

Como bien comentaba hace poco en mi anterior reseña a los suecos MEADOWS END, el trabajo de ambientación con teclados es exquisito, ya que se mantienen siempre en un plano intermedio entre el resto de instrumentos y dan ese toque de profundidad a este trabajo que lo hace tan adictivo. Para los que me lean por vez primera, comentaros que, como vocalista de una banda siempre me gusta comentar el trabajo de las voces en los discos que reseño, y a favor de Josep Brunet he de decir que da la sensación de crecer vocalmente en cada disco, tanto guturalmente como en las voces limpias, las cuales transmiten como pocas y de las que me declaro devoto. Es en otro de mis temas favoritos del disco “Delusive eyes” en uno de los temas que más me gusta el trabajo de Josep a la hora de ejecutar este tipo de voces.

Junto a “Burden me” y la mencionada unas líneas más arriba “Delusive eyes” me gustaría destacar como otro de los cortes que más me ha gustado de este LP “I am to blame”, quizá uno de los más cañeros en este trabajo, donde reinan los dobles bombos a medio tiempo y la melodía principal de guitarra se graba a fuego en el cerebro. Hacia el final de este tema sorprenden de manera más que satisfactoria unos coros masculinos insertados con muy buen gusto y que dan a este tema un punto más de distinción con respecto a los demás, personalmente hablando. Pesadez en las guitarras, como ha de ser, ritmos adecuados, líneas de bajo (cosa muy importante) a un volumen más que perceptible y en general un sonido más que notable. Disco indispensable para cualquier fan del doom/death, donde el buen hacer de toda la banda ha fraguado una obra que va a hacer que cualquiera con un mínimo de sentimientos se sobrecoja al escucharlo.

 

firmajavig

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS