HAVAMAL (SWE) – The Shadow Chapter, 2021

Enlaces:

Portada del álbum The Shadow Chapter de HavamalCuando se tiene claro qué rumbo quieres seguir todo se vuelve más fácil; esto es así. Lo malo es que vas a perder gente por el camino ya que algunos no estarán de acuerdo; nada malo ni discutible en eso. Cada mochuelo a su olivo y todos tan contentos. ¿Para qué armar jaleo por algo tan normal y necesario? Yo, como fan de HAVAMAL, me he visto en esta encrucijada, y no es para menos. La banda ha tomado una clara decisión por la que debe seguir su música. Una que no es plato diario de mi gusto pero tampoco me importa catarlo de vez en cuando por variar un poco. De no ser el caso ni me molestaría en traerlo. No traigo nada que no me guste o no me resulte interesante, es de las pocas reglas autoimpuestas que tengo junto a seguir el rastro de las bandas que voy trayendo a este humilde medio. Está feo eso de reseñar un disco de una banda y el siguiente no; esa es mi humilde opinión al respecto. Por lo tanto, aquí os lo traigo, con todo el cariño y la buena intención del mundo. Espero que os cunda mas que a mí o que simplemente os guste. Al final se trata de eso.

HAVAMAL ha decidido centrar todos sus esfuerzos creativos en el factor épico, algo que ya dejaban caer con elegancia en su primer disco. Mi opinión ya no es que se hayan pasado tres pueblos, sino que han abusado y tirado por una fórmula demasiado facilona y dulzona para mi gusto que, si bien tiene su público y entra de lujo, a mí no me resulta demasiado atractiva en términos generales. Por lo tanto el problema es mío, de nadie más. Así que todo lo que diga en contra a partir de ahora para ti puede ser una virtud. Tenlo en cuenta y no dejes que mi reseña te quite las ganas de darle una oportunidad. Hay que estar muy loco y tener poco o nulo criterio para hacer eso. Además, mal no suenan y honran muy bien a la fantástica mitología nórdica. Yo estoy un poco saturado de ella pero nunca viene mal. Siempre ha sido muy interesante y llamativa para multitud de personas.

Parte de esa epicidad que menciono se la dan los elementos sinfónicos y ciertos coros, que no hacen más que aumentar y hasta ser protagonistas, sacrificando dureza en el proceso. Dan por lo tanto la sensación glacial e invernal de turno y aprovechan para intensificar las composiciones al máximo, que son más grandilocuentes y pomposas que nunca. Agradezco que por lo menos escapen del corte festivo e intenten explotar su música temática de manera seria, algo de lo que suelen abusar muchas bandas, aunque en «Empire of the ashen sun» creo que esta faceta se les escapa un poco, pareciendo más espartanos que vikingos y acercándose ligeramente ya a ese estilo en concreto. No les queda mal y, desde luego, lo que es soltura hay. Otra cosa es el abuso porque, sinceramente, si esto no tuviera guturales y elementos de metal extremo se podría convertir en power metal sin esfuerzo. Si te dejas llevar y eres asiduo a bandas como ARCH ENEMY, AMON AMARTHEQUILIBRIUM esto es lo tuyo. Incluso hay ciertas orquestaciones que me han recordado a ALESTORM cuando a sus seseras les da por intentar ser serios y sacar su vena extrema.

Desde luego no se puede decir que los temas sean malos. Todos tienen lo necesario para convencer y en directo seguro que ganan más que en disco, aunque habría que ver si son capaces de traer correctamente todos los detalles sinfónicos correctamente. Hay melodía, riffs, blast bleast y momentos con los que menear la cabeza a gusto mientras bebes hidromiel del cráneo de tus enemigos o de un cuerno vikingo. La lástima es que todo eso queda demasiado opacado por los teclados (abuso desmedido en mi opinión) y que arriesgan muy poco. Creo que hay demasiadas bandas con propuestas similares tanto musicalmente como en temática para para exigir algo más; esa es mi opinión global del álbum. Es una pena no haber podido conectar del todo con la propuesta, porque mala no es y he encontrado alguna que otra idea interesante que, de llegar a explotarse, podría dar buenos frutos. Un pequeño ejemplo sería el toque folclórico en el medio tiempo «The curse of Grendel«, que si bien puede recordar ligeramente a ENSIFERUM podría beneficiar su sonido general si se lo plantearan. El caso es que creo que HAVAMAL tienen muy bien planeados sus pasos y no creo que vayan a desviarse del camino que han elegido aunque les vaya la vida en ello. Algo que respeto profundamente; que no que quepa duda alguna sobre ello.

Me pensaré en un futuro si volverlos a traer porque como reseñista veo poco en lo que poder rascar, a menos que se planteen cambiar de dirección aunque sea de manera leve. Como oyente, seré uno casual porque siempre viene bien tener este tipo de bandas para desconectar. ¡Larga vida a Odín, la mitología nórdica y su influencia en este estilo de música! Ojalá su influencia nunca muera del todo y ya de paso que se reinvente un poco. Va siendo hora si se quiere seguir complaciendo a un público que, por muy poco exigente que sea, esté harto de siempre lo mismo.

Comparte: