HARAKIRI FOR THE SKY (AUT) – Aokigahara, 2014

Enlaces: Facebook Youtube BandCamp

harakiriforthesky00No creo que haya mejor día para escribir sobre esta banda y sobre este disco, que el primer día de otoño. Considero que la música no ha de escucharse sin más, ha de estar arropada y envuelta de elementos emocionales y de sensaciones externas que hagan de la escucha de cada disco un viaje, una experiencia completa. Aokigahara (nombre del japonés bosque conocido como “El mar de árboles” o más tétricamente como “El bosque del suicidio”) es el segundo trabajo de los austríacos HARAKIRI FOR THE SKY, quienes en su corta existencia como banda, ya han conseguido actuar en diversos festivales de renombre, encontrándose en estos momentos de gira junto a los alemanes AGRYPNIE.

Formada por dos individuos en 2011 bajo los misteriosos pseudónimos de M.S. (encargado de todos los instrumentos y composición) y J.J. (encargado de las voces y las letras), HARAKIRI FOR THE SKY practica un post-black metal con aires melancólicos, a veces casi depresivos, que hacen de su música no apta para gente con demasiada propensión a emocionarse.
Las melodías empleadas en este segundo trabajo limitado a quinientas copias y lanzado a través del sello Art of Propaganda, son mucho más directas y demoledoras que en su primer trabajo. Más directas y demoledoras porque van directamente a destrozar cualquier sentimiento que no vaya con lo que la banda quiere transmitir; su capacidad de hacer que entiendas lo que canta J.J. sin tener que leer las letras, es pasmosa ya que la agonía y tristeza que emanan de su garganta son dignas del mayor de los tormentos. Me gusta que, a pesar de no ser una banda de black metal depresivo propiamente dicha, consigan transmitir más ese mensaje de desesperación que muchas bandas que sí se auto denominan depresivas.

Me ha cautivado ese ruidito entre algunas canciones que parece emular al sonido de la aguja de un tocadiscos acariciando los surcos de un vinilo; el sonido de las guitarras es hipnotizador, siendo las partes acústicas un punto a tener en cuenta en el disco, ya que consiguen darle un aura fantasmal a la música, y dando más profundidad y sentido al concepto global de este trabajo, que sinceramente, me ha sorprendido de principio a fin. Escogería al tema que abre el disco “My bones to the sea” (elegida para ser la que haga transcurrir un videoclip supremo) una de mis favoritas, sin duda una manera perfecta de empezar Aokigahara.
“Jhator”, la cual empieza haciendo que esperes lo que efectivamente pasa después, es un corte de caña melancólica que también me ha gustado mucho. Destaco también “Burning from both ends” y “Nailgarden”, las cuales han tocado de manera distinta al resto mi lado más sensible.
Simplemente añadir, como recomendación personal para los que leen estos párrafos, que no duden en escuchar esta banda si les van las emociones difíciles de soportar, y las melodías y voces que desgarran el alma a cada segundo que transcurre.

firmajavig

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS