HAMMERHEAD – Hammerhead, 2016

Enlaces:

hammerhead00Aunque a muchos les pueda resultar gracioso o incluso sonar a coña, la zona de la Marina Baixa de la provincia de Alicante, ha sido desde finales de los 80 un hervidero de bandas de todo tipo, desde rock hasta grindcore. Bien podréis saber más de esto en un proyecto en el que llevamos tiempo pensando varios músicos de la zona, pero dejando todo esto a un lado, aquí nos vuelven a demostrar este power trío que, por más que la escena de la zona parezca imposible de resucitar, siempre quedarán y seguirán emergiendo algunas bandas que sorprendan al público metalero nacional.

Es el caso de HAMMERHEAD. Formación liderada por los gemelos Sanz Espada, han pegado un puñetazo en la escena local con su contundente thrash metal a la vieja usanza, con toques heavys y rockeros. Si a esto le añadimos el sonido conseguido por Antonio Alonso (guitarrista en NETHERTALE) podemos hablar de un trabajo con todos los ingredientes para entrar de manera más que fácil por los oídos de sus seguidores.

Lo cierto es que HAMMERHEAD nace de la disolución del proyecto conocido anteriormente como NASTY HABITS, donde los toques heavys y rockeros de los que os hablaba unas líneas más arriba predominaban sobre el thrash. De hecho, han rescatado algunos de los temas que tocaban en la época “nasty” y de qué manera. Más que rescatarlos, los han transformado de tal manera que algunos son irreconocibles si no prestas atención. Y no señalo esto como un punto negativo, ya que el rollito que les han dado en esta nueva etapa es chulísimo.

De hecho, y sin miedo a que me tachen de flipado, el thrash de estos chicos, lejos de ser algo novedoso, sí es fresco y goza de una personalidad fuerte, gracias sobre todo a la genuina voz de Vicente (también al bajo) que pugna, cuando emplea sus registros más agudos entre Wednesday 13 de MURDERDOLLS y Bobby Ellsworth de OVERKILL o incluso Steve Souza de EXODUS, aunque en caso de estos dos últimos, son muy pocos y en menor medida, los matices en los que se pueden asemejar. Lo que hay algo que está claro es que es de esas voces que no te puedes sacar de la cabeza. En “Escape from the planet of apes”, corte con el que abren el disco (y donde Antonio Alonso colabora con un solo), ya demuestra esa personalidad en la voz, navegando con soltura entre sus registros. Contundente tema, con pegadizo estribillo aderezado con los clásicos gang vocals, que usados con criterio, siempre amenizan la parte vocal de los temas, y por lo tanto, el conjunto de los mismos.

Tras la discreta “Wasted boy”, otro bombazo: “Hammerhead”. No podía ser de otra manera, y eso que muchas veces, el tema insignia, el que da nombre a una banda, y en este caso, a la banda y al disco, debería ser la hostia, lo que más represente el estilo o la esencia de la música que interpretan. Algunos se quedan en el intento, pero no es el caso de HAMMERHEAD. Inicio machacón y bailongo, aspectos que se mantendrán durante todo el tema, también aderezado con algunos gang vocals. Doble bombo y riffeo para acabar con un par de cojones bien puestos.

Fórmula sencilla pero efectiva la empleada por los alicantinos para expresarse a través de la música. Ritmos sencillos, temas cortos y directos les bastan para hacer que “moshees”, para que no puedas parar de mover la cabeza y el cuello. Uno de los temas que más me ha gustado de este debut, es uno de los que más me gustaba en su día, cuando eran NASTY HABITS. “I hate people”, la cual ha sufrido una evolución bestial desde entonces, es quizá junto con “The last trickster” y alguna más, las que más extremas pueden llegar a sonar. En el caso de esta, ya no sólo por los recursos musicales empleados; la voz también juega un importante papel en que ocurra esto, donde Vicente vuelve a sorprender gratamente con un registro que, hasta que escuché este LP no sabía que tenía.

“Inner vortex”, la siguiente en sonar, es sin duda otra de mis favoritas, donde Antonio Alonso vuelve a colaborar con un solo muy chulo. En este corte, tanto los gemelos como Duve, a las baquetas, demuestran que no sólo viven de dobles bombos, tupa-tupas y demás ritmos y recursos guitarrísticos más propios del thrash, ya que es la que más se despega del género en esos aspectos. Un tema cojonudo, con un aura más oscura.

Me quedaría también con “Rotten”, con ese inicio tan macarra como lo es la formación de Benidorm y Villajoyosa, con “ugh” incluido (no pueden faltar los “ughs”) y con “Judgement day”, que suena tan rockera como lo fuera su versión de antaño, aunque por supuesto, con el toque HAMMERHEAD. Me quedo también con el conjunto de los tres componentes, que se complementan unos a otros a la perfección, creando un muro inquebrantable de macarrismo y buen rollo, que seguro, y os lo digo por experiencia propia, podréis notar en directo.

2firmajabo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS