HAEMOPHAGUS (ITA) – Atrocious, 2014

Enlaces: Facebook BandCamp

haemophagus01Todo lo que llega del sello de Kentucky Razorback records es digno de consideración, por no decir una absoluta garantía. Por lo tanto, los italianos HAEMOPHAGUS no podían ser menos. Como buen grupo Razorback, practican un death metal old school, con su temática de tebeo de terror, cañero, podrido y sumergiéndose en el grindcore y en el thrash más rabioso en muchos momentos.

El grupo de Palermo lleva activo desde 2004, separándose dos años después y volviendo a la carga con fuerzas renovadas en 2007, para grabar en 2009 su gran debut Slaves to the necromancer. Además, tienen un montón de splits con varios grupos como GRIND CRUSHER, BONESAW o los absolutos reyes del compartido, AGATHOCLES (los belgas deben ostentar récord de splits). Currículum más que notable para que el sello de los Nocera (que, recordemos, editaron joyas de IMPALED, HAEMORRHAGE, BIRDFLESH o GHOUL por citar muy poquitos) se fijara en ellos. Pero vamos con Atrocious.

Tras una inquietante y desconcertante introducción, destrozan todo con «Partying in the grave», tema que ya nos indica que lo que nos viene a continuación es un discazo enfermizo e indispensable para amantes del death a la antigua usanza, sucio y sin edulcorar. La vena más grind les sale en canciones como «Exaltation for a dying victim», muy en la onda de IMPETIGO o REPULSION (recordemos su versión de la magnífica «Excruciation» del tributo de 2009 a la mítica banda estadounidense) o en la brutal «Choked in a cadaver’s dick». También hay lugar para el death más aplastante en «Dismal apparition», coqueteos con el doom en «Surgeon of immortality (Alfredo Salafia)», «Naked in the snow» o en la final y totalmente funeral doom «From the sunken citadel…». Tampoco le hacen ascos al hardcore más metalizado en canciones como «The honourable society of black sperm», pero lo más destacado (para mí al menos) son los geniales riffs alocados e hiperveloces que tienen en casi todos los temas, haciendo que sea un álbum de lo más entretenido. Todo el disco destila ese ambiente terrorífico y nauseabundo que antiguamente nos regalaban grupos como los citados anteriormente, y de los que HAEMOPHAGUS rinden pleitesía aunque demuestran de sobra su tremenda valía en cada esquina de esta obra de malsano death metal.

Por lo tanto, si estáis al tanto de las ediciones de Razorback sabéis de lo que hablo, y por supuesto, con lo que os vais a encontrar. Si no os gustan sus grupos huíd, pero si como yo, necesitáis más cadáveres para vuestra colección putrefacta de música repulsiva y demencial, aquí están estos italianos para saciar vuestra sed de sangre. Nuevamente, acierto total del sello estadounidense en editar grandes discos de metal extremo old school. A disfrutarlos…

miguelfirma

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS