GRIM COMET, Pray for the victims – 2014

Enlaces: Facebook BandCamp

grimcomet00Desde Art Gates Records nos llegaba el álbum debut del trio madrileño GRIM COMET titulado Pray for the victims. La banda se autodefine como una mezcla del stoner de los 70’s con influencias del heavy metal más clásico y con tintes doom, y he de decir que no estoy en desacuerdo con esto. Lo cierto, y algo destacable es que al poner el disco y escuchar las primeras palabras pensé ¿James Hetfield?. He conocido a varias personas que tienen un timbre de voz parecido al del frontman de METALLICA, pero la voz de Willy Black, es de las que más me ha sorprendido en ese sentido. He de decir que esto en ningún momento desentona con el “estilo”, por decirlo de algún modo, que lleva la banda, de hecho me parece que pega bastante bien una vez que consigues aislar la ya mencionada similitud de voces. A lo largo del disco, y a pesar de la variedad de los temas, ya que no es un grupo que se mantiene constantemente en la misma tesitura, cosa de la que suelen pecar muchas bandas del estilo, el ambiente que se creó en mi habitación me hizo recordar a cuando, hace ya algunos años, caminaba al instituto escuchando BLACK SABBATH o KYUSS.  Si algo me ha gustado en especial del disco y quiero destacar, son los solos y armonías de guitarra, que aunque para mi gusto escasean, lo que hay me parecen de una gran calidad y encajan a la perfección, sobretodo en el tema «Warming The sun», sexto tema del álbum y favorito de aquí un servidor, o en el tema «Light and shade» en el que sólo suenan las seis cuerdas durante dos plácidos minutos.

Desde mi humilde opinión un “Olé” a Willy Black, por ese trabajo a la guitarra. También he de destacar la buena producción del disco, ya que normalmente grupos que se definen como doom o stoner, suelen usar un sonido más oscuro o “sucio”. Pero este no es el caso, todo se aprecia a la perfección, bajo, batería y guitarra se distinguen sin problema en todo momento permitiéndote disfrutar mucho más de su música, de hecho es algo de agradecer en lo que concierne a Lucky Bassm (bajo) ya que si el álbum se hubiese elaborado de otro modo, no se tendría constancia de su saber estar y sus buenos acompañamientos. Si he de quejarme o poner alguna pega, diría que es un álbum que se hace bastante corto, ya que apenas pasa de los 30 minutos (34 para ser exactos), la pronunciación inglesa por parte de la voz en algunos momentos o que en algunos cortes o cambios de ritmo se echa de menos algún detalle o recurso más elaborado por parte de Carlos V. a la batería, aunque no son nada más que pequeñas puntualizaciones por parte de alguien que peca a menudo de ser un sibarita musical. Por mi parte poco más que añadir, aparte de que este disco sonara a menudo en casa (ya van varias escuchas), y que espero desde aquí incentivar al público a que de una oportunidad a una buena banda que merece como mínimo una escucha seria aunque no seas un amante del género.

firmapere

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS