GRAVEFIELDS (int) – Embrace the void, 2019

Enlaces: Facebook BandCamp

Veamos, ¿quién recuerda a los deathmetaleros DIRTYPROTEST, autores de un álbum completo en 2017 que llevaba por título Hellstorm? Pues bien, GRAVEFIELDS es el nuevo nombre para este dúo compuesto por el vocalista francés DM y el irlandés Alan Hurley, que se ocupa de todos los instrumentos.

Si su anterior plástico estaba cargado de un sonido con un contundente y clásico hedor sueco, este nuevo Embrace the void, aunque algo de aquello conserva, está más influenciado por derroteros death/black al estilo de los más clásicos NECROPHOBIC, GOD DETHRONED, AURORA BOREALIS… e incluso podrían sonarte a veces a los mismísimos NILE o BEHEMOTH.

Con un buen aumento de oscuridad y agresividad en su fórmula, comienzan a desfilar los distintos temas que componen este álbum que nos obsequia con casi cincuenta minutos de duración. «Psychoactive rites» alberga una de esas melodías hipnóticas que podemos encontrarnos a lo largo del álbum y que gira durante todo el corte; un buen arranque directo y asesino en donde destaca el aspecto vocal, bastante trabajado, con registros agudos, graves y limpios/rasgados. «Mind leech» es más largo, con múltiples cambios de partes, que es quizá uno de los aspectos negativos de este grupo: la diversidad que nos encontramos a lo largo de cada canción, lo que dificulta la labor del oyente y hace que uno pierda un poco el pie de donde se encuentra y no logre recordar gran cosa de la misma una vez llegado su término. «The devils breath» también se encuentra entre los destacables, con algunos momentos despiadados y furiosos en los que se pueden asimilar a formaciones norteamericanas de death metal. GRAVEFIELDS no levanta el pie del acelerador ni siquiera durante el último «Void«, poderoso y vicioso, aunque puede que éste presente unos pocos medios tiempos más que el resto en esta obra. La temática del álbum, según sus propias palabras, gira en torno a las drogas, el control, la muerte y los traumas.

Gozando de un sonido estupendo, nuevamente han grabado, producido y mezclado en los Subliminal Audio Productions de El Cairo (Egipto), donde Hurley es ingeniero de sonido, y se ha masterizado con John Bart Van Der Wal en los Hewwetover Studios (THE MONOLITH OF DEATHCULT, LUGUBRE, SALACIOUS GODS…) de Holanda.

Publicados por el sello norteamericano Redefining Darkness Records (GRAVEN MAUL, INOCULATED LIFE, PYRE…), estos nueve cortes albergan una propuesta bastante más interesante que la que nos mostraban en su anterior encarnación, brutal y aplastante pero más monótona y estándar, todo hay que decirlo. Lavado de cara, pues, y nueva apuesta que, tras este primer asalto, empieza con buen resultado.

Comparte:

COMENTARIOS