GRAVE PLEASURES (FIN) + VIRUS (NOR) – Helsinki – 30/09/17

Enlaces:

El 29 de septiembre fue la fecha de publicación de Motherblood bajo el sello discográfico Century Media, el segundo largo (o tercero si contamos con Climax bajo el moniker de BEASTMILK) de una de las bandas con mayor hype (no entraré a valorar esa etiqueta como algo peyorativo) dentro de la escena musical rockera. Merecida o no merecida toda esa fama que arrastra, al César lo que es del César, y es que es mejor dejar de lado todos esos aspectos y centrarse en valorar su música por lo que es.

Y para conmemorar el lanzamiento, el mismo día realizaban la presentación oficial del mencionado nuevo elepé en Oslo, acompañados de los noruegos VIRUS, programando a continuación la sucesiva presentación en Helsinki también por Czral y los suyos. Y es que la relación entre Matt Kvohst y los noruegos viene de lejos, pues Matt participó de manera activa en la parte lírica del álbum que los catapultó y posicionó al gran público como fue The black flux, en 2008, vía Season of Mist.

GRAVE PLEASURES

Foto por Aleksandra Majak

Con una puntualidad británica, a las 20.00 horas locales daban comienzo los primeros acordes del single “Infatuation overkill”. Mat McNerney se nos presentaba ataviado con unas inconfundibles gafas de sol, chupa de cuero, su pelo engominado cuál actor hollywodiense de los 50’ y esa actitud rockera en el escenario de la Kuudes Linja. A pesar de ser uno de los hits de Motherblood, la calidad sonora al comienzo de la velada no era la adecuada, no siendo como para tirar cohetes, pero ya sabemos que todo ello es un clásico y un standard en acontecimientos musicales como el vivido.

Con el transcurso de los minutos, poco a poco el sonido fue ajustándose hacia un término ‘correcto’. Se fue sucediendo una mezcla interesante de temas de su primer disco (Dreamcrush) bajo esta nueva entidad (GRAVE PLEASURES), como la vitoreada “New hip moon”, “Crying wolves”, la viciosa “Utopian scream” u otros y esperados himnos como “Genocidal crush”, “Death reflect us”, “Fear your mind” o “You are now under control” de su etapa previa como BEASTMILK. Evidentemente, muchos de los asistentes esperábamos material de BEASTMILK, y así fue. Divertido a la par que anecdótico viendo cómo ambos guitarristas rompían cuerdas (nunca de manera simultánea) durante la ejecución de alguno de esos temas, tirando de improvisación y manos rápidas para volverse a reenganchar a la cabalgata musical desatada.

Como era de esperar, de Motherblood sonaron los temas más representativos y que mejor funcionan en directo. El ya citado single que abre su nueva larga duración (Infatutation overkill), “Mind intruder“, la viciosa “Be my Hiroshima”, o cerrando su actuación con el segundo adelanto del disco “Joy through death”.

Mucha energía, sonido correcto y actitud rockera mostrada para un show que, en términos generales, cumplió mis propias expectativas.

VIRUS

A pesar de la cercanía de su país de origen (Noruega) y de los diecisiete años de carrera como banda, sorprende saber que dicha ocasión fue la primera vez que visitaban Finlandia. Ocasión de oro para los locales de contemplar las diabluras a las cuerdas de Czral y compañía. El trío liderado por Carl-Michael Eide comenzó con todo un clásico y una de mis favoritas como es “As virulent as you” para ir animando el cotarro. Muchísima gente agolpada en las primeras filas para no perder detalle de esos riffs ya tan característicos y marca de la casa de VIRUS.

Me sorprendió gratamente el gran y buen equilibrio de cara a seleccionar los once temas que interpretaron, buscando saciar a todos los asistentes y haciendo un amplio repaso a todas sus etapas. No hubo lugar para excentricidades ni grandes sermones entre tema y tema con el fin de no romper la perfecta atmósfera creada entre los de Oslo y el público local finlandés. Bueno, a excepción de alguna coletilla graciosa de Carl-Michael a la hora de presentar algún corte, tal que: “thissongit’saboutmonkeys”, que despertó risas entre el silente público.

A pesar de que algunas canciones sean más audibles, pegadizas y disfrutables en directo, VIRUS es una banda que te exige tal atención y puesta de todos los sentidos en su música, para no perder detalle de la elegancia de sus disonancias y compases psicodélicos, que casi sin pestañear uno ya se había plantado en la finalización del directo. Sobre todo, este hecho, el de la complejidad auditiva, se dio con temas recogidos de su último trabajo Memento collider (2016, Karisma Records), tales como “Phantom oil slick”, “Steamer” o en menor medida la tarareable “Rogue fossil”.

La joya de la corona se la llevaron, por el contrario, con vitoreados clásicos de su repertorio como “Carheart”, “Chromium sun”, “Be elevator” o la instrumental “Roar”. Sabedores del éxito que tuvieron con su retorno, Theblack flux, dieron el broche de oro cerrando con la reconocible “Stalkers of the drift” y “Strange calm”. Pero no quedó la cosa ahí, ya que tras un tímido intento de dar por finalizada su actuación el malogrado Czral, ayudado de su también característico taburete con ruedas, se giraron hacia nosotros para ofrecernos un bis con “Terminator” de su último y homónimo EP.

Gélida noche en Helsinki, pero cálida, enriquecedora y estimulante en lo musical…

Texto por

 

Fotografías de GRAVE PLEASURES por Aleksandra Majak

COMENTARIOS