GRAPESHOT – The scene, 2014

Enlaces: Facebook Youtube Twitter BandCamp

cover-the-sceneHacía tiempo que no me lo pasaba tan bien escuchando un grupo. Poner un cd y dejarlo correr y correr en el equipo o en el reproductor del coche… Y esto es lo que me ha pasado con GRAPESHOT. ¡Que disco más divertido, chulesco y cañero se han sacado estos madrileños! Recién horneado en septiembre en los Bullet Games Studio de Madrid. GRAPESHOT beben de muchas influencias tan metaleras como PANTERA, MACHINE HEAD… Pero sobre todo… me recuerda mucho al hardcore con reminiscencias nu metal que practicaban PRO PAIN o, los aún más crudos, CRUMBSUCKERS.

The scene tiene un ritmo de disco buenísimo, con temas rapidísimos, otros a medios tiempo que se van alternando y que hace que el cedé se haga cortísimo y muy ameno. La contundencia predomina en todos los temas, y los juegos de guitarras son espectaculares; ciertos pasajes recuerdan musicalmente a unos primeros METALLICA del Kill em´all. Una vez que lo has escuchado te deja un regusto muy sureño al más puro estilo americano. Esteban Muñoz hace un gran trabajo vocal, imprimiendo multitud de registros; arma de doble filo porque aunque están todos muy bien conseguidos, sobre todos los guturales y las voces rajadas, se le nota algo forzado en las melódicas al más puro estilo VOLBEAT. No sé si es su intención lograr este parecido, pero de ser así, creo que si utilizara su registro normal, conseguiría unos tonos más naturales, y evidentemente su propio estilo personal. En cuanto a la sección rítmica (batería y bajo), solo decir que muy correctos y muy engrasados. El trabajo de doble bombo es vertiginoso y los redobles de ejecución profesional.

El arte del redondo es perfecto. La portada tiene un sabor muy retro con ese disco de cuchillas puesto en funcionamiento en la gira platos. Ya con solo verla consiguen crear esa atmósfera tan americana, que luego nos llegará de manos de sus canciones. El interior muy bien trabajado con las letras de los temas perfectamente legibles para degustación del personal. Y dos fotos de la banda muy bien conseguidas; sobre todo la escena violenta en la que uno está apunto de golpear a otro que va a disparar con una escopeta a un tercero que se le enfrenta… Si señor, un sobresaliente para GRAPESHOT en este campo. Arte austero, atractivo y sobre todo efectivo.

La producción de los discos es el caballo de batalla con el que intento rebelarme crítica tras crítica. Y me da coraje como decimos en mi tierra, que discos tan buenos, tengan una producción mala, mediocre o correcta. El caso de The scene es la última opción, una producción correcta y salvable… Está todo en su sitio, buena mezcla, volúmenes y mastering, pero…¿por qué? ¡Quiero que este disco suene con una producción cojonuda! ¡Profesional! ¡Porque las composiciones  lo merecen! ¡Es un pedazo de obra! No malinterpreten mi impetuosidad mis queridos lectores, pero cuando uno está ante un cedé de gran calibre como éste, no solo lo correcto es suficiente. A The scene le falta esa brillantez en la mezcla final que marca la diferencia de jugar en primera división a champions. Las baterías suenan algo opacas, hubiera sido una pasada si se hubieran producido un poco más, junto con las guitarras para no dejarlas tan secas. Es como si necesitara más profundidad en el sonido de GRAPESHOT, porque su estilo lo requiere. Con todo esto vuelvo a recordar que el sonido de The scene es bueno y potente, pero estos madrileños se merecen más.

The scene no te da tregua de principio a fin. El disco está formado por ocho cortes a cada cual mejor. Me gustaría resaltar el número seis, “Godless angels” porque creo que es el que mejor representa lo que te vas a encontrar en este cedé. Empieza con un ritmo machacón al más puro PRO PAIN o SOAD y la voz de Esteban dando caña como mejor sabe, salvaje y rajada, para desembocar en un estribillo muy vacilón y melódico con coros donde la parte vocal se vuelve melódica y muy sureña; continua con un puente que te lleva a un ritmo medio tiempo y solo de guitarra muy al rollo MACHINE HEAD.

Lo dicho, si te quieres ir de marcha y quieres comenzar la noche con actitud, chulería y caña, ponerte a los GRAPESHOT es la mejor opción para reventar tu radio cedé. Se te pone cara de perro malo cuando escuchas “No flowers” o “Zombies”… Gran disco para amantes del metal en general y sobre todo del groove metal y del crossover thrash. ¡¡Menuda bala de cañón!!

firmaalonso

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS