GENEROUS MARIA (Sue) – III, 2013

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

Desde la capital del Death Metal melódico, Gotenburgo, nos llega una banda de coordenadas diametralmente opuestas a la escena más conocida de esa ciudad sueca. Demos una calurosa bienvenida a GENEROUS MARIA y su vacilón Hard Rock, diseñado para hacerte mover piés y caderas al ritmo de su fressssquísimo Rock’n’Roll, con sus pinceladas de Surf-Rock de serie B y algunas influencias de rock alternativo, pues ese parece ser su origen.

El disco, su tercer larga duración convenientemente llamado “III“, viste una producción sencilla y desnuda, plagada de riffs de guitarras compactas -algo sintetizadas- y nada estridentes, acompañadas de líneas de bajo proto-funkrock y ritmos sencillos en la mayoría de sus cortes. El envoltorio perfecto para canciones de llegada inmediata que entran como un buen vino ligero.

A las rasgadas cuerdas vocales del capacitado frontman Goran Florstrom se une la guitarra de Dan Johansson, el bajista Jeppe Klarqvist y las baquetas de Mats Ohlsson, como salidos de playas californianas al son de los LORDS OF ALTAMONT deslumbrados por AC/DC. El toque sexy lo ponen unos coros femeninos que acompañan los temas más destacados de este disco, que dan la puntilla a la voz nicotinada de Goran. En un mundo ideal para los rockeros de pro este sería el tipo de música bailable que debería sonar en esas discotecas atestadas de descerebrados y dance electrónico empalagoso. Una lástima porque casi puedo imaginar decenas de jovencitas descocadas meneando sus caderas al ritmo de temas como Black Stone, brothers and sisters…!

Aunque no todo es ritmo festivo. Cierto es que GENEROUS MARIA no han venido para hacernos reflexionar sobre temas metafísicos, pero entre tanto tema resultón también saben ponerse dramáticos en Wrong, aunque siguen resueltos a provocar contoneos enérgicos. Dicen estar influenciados incluso por bandas tan poco festivas como SOUNDGARDEN, y sí, algo de esa visceralidad contenida que tenían los de Seattle sí que tienen, pero la camuflan muy bien entre su sonido directísimo. Véase temas más pesados como Lack of Faith y su estribillo sabbathico. Las capacidades de las bandas se ponen a prueba en temas sorprendentes como el que cierra el disco, Wasted Days, donde se despiden con los aullidos salvajes de Goran.

Si su directo está a la altura de la diversión que ofrece este “III”, sería una ocasión desperdiciada no acercarse a verles sobre las tablas!!

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS