FUCK THE LEADER – Fuck the Leader, 2012

Enlaces: MySpace Facebook Youtube

Confieso que mi fe en el género extremo se había resentido últimamente. Seguía escuchando a los grandes nombres de siempre, aunque sus discos más recientes no siempre estaban a la altura de las expectativas, y no encontraba otros nuevos capaces de sucederlos. Y no se trataba de que no hubiera innovadores; esta clase de bandas, con honrosas excepciones, que todos conocemos, nunca han sido demasiado originales, ni falta que les hace (admitámoslo, la escena no es demasiado aficionada a los cambios ni a las moderneces). Se trataba de que no me transmitían energía ni entusiasmo.

Entonces recibo un correo electrónico de Subterráneo. Asunto: “FUCK THE LEADER”. Así, en mayúsculas. Escucho el tema “Síndrome” y dos minutos y veinticinco segundos después he recuperado la fe de golpe (más que un golpe, una hostia con todas las ganas). Y encima en castellano. Espero con impaciencia durante días hasta que recibo el disco físico y lo escucho de principio a fin media docena de veces seguidas. El resto de la semana, más de lo mismo. Y ahora intento transmitiros ese entusiasmo a vosotros, creyentes.

A medida que transcurren los (escasos) minutos de esta grabación me vienen a la memoria los nombres de formaciones clásicas como TERRORIZER, CARCASS o EXTREME NOISE TERROR entre otras; afortunadamente, esto no es otro ejercicio de nostalgia. Las ocho canciones fluctúan intuitivamente entre el grindcore más dinámico y menos enloquecido y el brutal death más áspero y escabroso, aunque también incorporan influencias más contemporáneas como el djent, sobre todo en ciertos arreglos y variaciones, así en “Escalero” y “Síndrome” (que sigue siendo mi tema favorito), y hasta escarceos con el hip-hop en “Piel de santo” y “Ballenero”, con la colaboración de miembros de PROYEKTO SIMIO y WANG TUNG FRITO respectivamente (ambos grupos también cacereños y recomendables). Y todas tienen el mismo nervio, la misma contundencia, el mismo gancho contagioso. Además, reconozco que me encantan los disfraces, los seudónimos, la fotografía en la que trinchan un cerebro y el humor negro de “Jason en Barrio Sésamo” y “Dildo mortal”. Debería haber más bandas como esta. Dr. Husillo, Carnicero, Escocés Mutante y Padre Tóxico, este es el disco de la semana. Qué coño, el disco del mes.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS