FRAISE (SWE) – The fifth sun, 2020

Enlaces:

Y hoy, en nuestro programa “¿Qué nombre no debes poner a tu banda de power metal?”, tenemos a los suecos FRAISE, que optan por un hueco en nuestra gran final. En serio; no pretendo ser duro, pero creo que no se puede despistar más con un nombre así. Imaginadlo en cualquier otro idioma y pensad: FRESA presenta su nuevo álbum. STRAWBERRY estará de gira por Indonesia el próximo otoño. ¡Vamos, no me jodas! Ya partiendo por aquí, la relación que he entablado con esta banda formada en 2002 no es de las mejores que haya podido entablar con una banda de power en los últimos años.

Con otros cuatro discos en larga duración, estos suecos han editado éste, su quinto LP, de manera independiente, al que han bautizado como The fifth sun. Quitando la confusión causada por semejante nombre, no quiero que penséis en FRAISE como un grupo de power metal de mierda. Lo que ofrece esta peña no se despega de los estándares habituales del género, pero sí que podemos encontrar buenas cosas en The fifth sun. Instrumentalmente, como decía, no son revolucionarios, pero lo hacen bien. Digamos que cumplen con las expectativas que un grupo de power debería cumplir: melodías con gancho, guitarras rítmicas de las que invitan a aprender hípica, elevada presencia de teclados, dobles bombos rápidos…lo cierto es que por momentos suenan más próximos al heavy metal que al power, pero en otros se invierten de nuevo las proporciones, con lo que queda una buena y equilibrada mezcla de heavy y power metal, fruto de la más que probable influencia de los grandes del país, véase DREAM EVIL, HAMMERFALL, SABATON o incluso BROTHERS OF METAL, quienes quizá no entren en la misma liga que los anteriormente mencionados pero que sin duda les siguen el rastro de cerca.

Hay momentazos en The fifth sun, como decía, siendo una buena muestra de esto “Twin of my soul”, el corte que más me ha gustado y en el que más virtudes pueden verse de estos FRAISE, sonando sólidos, seguros, frescos y con energía, y donde además no se nota a su frontman forzado, como me ha dado la sensación que ocurre en el resto del disco. Quizá es el punto negativo más destacable junto al nombre de la banda, pues me da la sensación de que suena desentonado en ocasiones con respecto a la base instrumental, creándose discordancias que para nada le vienen bien al sonido general del álbum. Creo que intenta llegar más lejos de lo que quizá su voz puede alcanzar y en el camino patina con melodías vocales que no llegan a encajar en el contexto musical que se propone. No pido peras al olmo, pero tampoco hay que pretender llegar más lejos de lo que tus capacidades te permiten, porque es muy probable que sin la debida práctica acabes patinando.

Como conclusión, diré que es más que probable que FRAISE siga pasando sin pena ni gloria por las orgullosas planicies del power metal europeo, pues cuando juntas un nombre poco llamativo con un contenido del montón, a pesar de tener opciones de poder exprimir más sus virtudes, es muy complicado despuntar.

Comparte: