FRACTAL GATES (FRA) – The light that shines, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Dentro del extenso panorama de bandas de death metal melódico europeo, FRACTAL GATES son una de las bandas que mantienen una línea evolutiva más sólida. Los franceses, junto con SOILWORK, BE’LAKOR y ARCH ENEMY, son una de esas formaciones que dan un alto nivel de fiabilidad sobre la calidad de su trabajo inlcuso antes de escucharlo, tal y como han ido dejando muestra desde su Altered state of consciousness de 2009.

The light that shines matiene al igual que sus predecesores un claro sonido atmosférico, que combina perfectamente con la presentación “espacial” de sus discos y letras. En los temas podremos percibir el peso de los teclados de Sébastien Pierre (teclados y voces), alma mater del proyecto junto con Stéphane Peudupin (guitarras). Sin perjuicio de que Sèbastien toque los teclados, merece la pena destacar que la ecualización del instrumento resulta muy comedida, consiguiendo una mezcla muy equilibrada, sin forzar su relevancia en los temas.

En cortes como “Breath of life“, “Chasing the live” o “Infinity” se escuchan grandes melodías de guitarras combinadas con los teclados. Los contrapuntos al disco los dan los riff prinicpales de “Bound by time” y “Faceless“, que dan una mayor sensación de pesadez y menor dinamismo a las composiciones.

En general, el trabajo de las guitarras es muy aceptable, pero merece la pena hacer una mención especial a los solos de “Arise” y “The light that shines“, al resultar realmente expresivos, lo cual es de agradecer por no caer en la cascada incontrolada de notas por segundo.

Como único “pero” habría que decir que el tratamiento de la voz, perfectamente ejecutada, cae en ciertos momentos en la monotonía, habiéndose agradecido alguna colaboración o cambio de registro como sucedió en el tema “Mighty wings” que aparecía en el Beyond the self de 2013. Con ello la voz habría comulgado con la rica musicalidad procedente de la parte instrumental.

Sin perjuicio de ello, estamos ante otro gran disco de los franceses, que sigue teniendo una producción impecable de la mano de Dan Swanö, que se puede considerar como el sexto miembro de la banda, al ser ya un clásico en la producción de su discografía.

The light that shines no defraudará a los seguidores habituales de la banda, sumando otro gran disco a su trayectoria.

Comparte:

COMENTARIOS