FORGOTTEN TOMB (ITA) – We owe you nothing, 2017

Enlaces: Facebook Otro enlace

Nos encontramos ante la novena obra de los italianos que, para fortuna de sus seguidores y desgracia de sus detractores, siguen publicando discos a pesar de todo, a pesar de que incluso su líder y alma espiritual, Herr Morbid/Ferdinando Marchisio casi se mata en un accidente de coche a finales de 2016. Por fortuna, tan sólo quedó en una recuperación en el hospital y en el retraso de la salida de este álbum.

Tras aquella trilogía depresiva en la que el grupo dejó de ser un proyecto unipersonal para convertirse en un conjunto de individuos con Love’s burial ground, llegó el cambio con Negative megalomania, en mi opinión su mejor trabajo, pues con el tiempo ha demostrado ser un puente perfecto entre las dos etapas del grupo. Una etapa que tuvo otro gran momento de esplendor con …And don’t deliver us from evil, para caer estrepitosamente con Hurt yourself and the ones you love. Quien habla siempre ha sido defensor de la nueva etapa de FORGOTTEN TOMB; aquellos tiempos estrictamente depresivos quedaban atrás, no daban más de sí y lo único que tenía sentido era seguir adelante. Pero aquella obra de 2015 sonaba poco inspirada y hecha con el piloto automático. Ya por entonces en esta web dije que el grupo era capaz de recuperarse de los batacazos. ¿He acertado? Sí, pero que nadie espere un renacimiento por completo.

Con nueve discos a tus espaldas es muy difícil crear otra obra maestra y siempre vas a tener a tus grandes trabajos de enemigos. We owe you nothing es un trabajo muy digno, no a la altura de Negative megalomania o …And don’t deliver us from evil pero sí un gran sucesor. Pero lo más importante es que suenan familiares y a la vez intuimos nuevos elementos. Pero mejor pongo una muestra. El disco arranca con el tema homónimo, que tiene esos riffs y ese sonido 100% FORGOTTEN TOMB. Quizás este ejemplo no sea el mejor en cuanto a nuevos elementos, pero sí de que con un sólo tema han pasado por encima a Hurt yourself. Es como cuando CANNIBAL CORPSE hacen una buena canción: sabes que es lo mismo de siempre, pero están inspirados y lo escuchas una y otra vez. 

El ejemplo de novedad está en el resto de las canciones que, sí, también tienen ese aire tan suyo, pero tienen sonido muy sucio, como si se hubiesen ido a la pocilga del sludge, se revolcasen unos minutitos y volviesen a casa sin lavarse. Los italianos han mirado más a COFFINWORM y LORD MANTIS, y ese fango, sumado a su podredumbre habitual, les sienta muy bien. “Longing for decay” quizás sea la que represente mejor esta falta de higiene sonora; si a eso le sumamos que gran parte del corte se basa en la escala frigia dominante, aquella que hace que todo suene oriental (y en la que se basa toda la discografía de NILE, vamos), le da un toque aún más sucio.

Quizás sea el tono de las guitarras empleado, la distorsión, o incluso la propia producción, pero ese aire viciado que desprende el disco es quizás lo que le hacía falta al grupo, quizás es el inicio de un nuevo camino, como lo fue Negative megalomania en su día. Aunque, reitero, no significa que hayan cambiado por completo; la base sigue intacta, siguen las influencias punkarras en “Abandon everything” o a CELTIC FROST en “Saboteur“. En definitiva, los riffs y estructuras tan suyos permanecen. Esto no es FORGOTTEN TOMB Mk.3.

Lo negativo es que, a pesar de que el álbum pase volando (al contrario que su predecesor, que hacía el implorásemos por su fin), no hay ningún corte que destaque por encima del resto. Pierde más por individual que por colectivo. Pero claro, cuando tienes una maleta repleta de clásicos es arduo hacer hueco para uno o dos más. Más que nunca es una obra de conjunto que para ser escuchada en trozos por aquí y por allá. 

Quien espere una vuelta al sonido DSBM ya sabe dónde está la puerta, quien espere un álbum perfecto y descomunal puede irse preparando para su decepción, pero quien quiera ver cómo un grupo consigue un gran balance entre sonido propio y nuevas influencias puede darse por satisfecho. Al fin y al cabo, con una extensa discografía a tus espaldas a esto debes aspirar. Bienvenidos de nuevo, FORGOTTEN TOMB.

Comparte:

COMENTARIOS