FEED THE RHINO (GBR) – The silence, 2018

Enlaces: Facebook

En la parte de abajo de esta reseña hay una serie de palabras llamadas ‘etiquetas’ donde los redactores de Subterráneo tenemos que poner, entre otras cosas, el subgénero que practica una banda.

Normalmente no hay muchos problemas a la hora de definir el género de una banda, ya que aunque muchas combinen elementos de varios géneros siempre hay uno que acaba predominando sobre los demás. Pero esto, por desgracia para mí, no sucede con los británicos FEED THE RHINO.

Porque pese a que haya muchos críticos que los engloben dentro del metalcore… quizás es el género del que menos elementos tienen, o al menos en estos momentos, ya que en este The silence han dado un giro estilístico para incorporar elementos de otros subgéneros como el stoner metal en algunos riffs como los del los singles «Timewave zero» y «Heedless» o en otros temas algo más acelerados y harcdoretas como «68«, «All work and no play makes Jack a dull boy» y «Nerve of a sinister killer«, donde parecen una versión menos acelerada de CANCER BATS. En el single «Featherweight» -publicado dos años antes del lanzamiento del disco- y «Lost in proximity«, por el contrario, nos muestran dos temas con un sonido más clásico.

Aunque lo más destacable y memorable de este disco es, sin ninguna duda, sus melodías, el aspecto donde más han crecido y evolucionado en su sonido. Prácticamente todas las canciones antes mencionadas tienen un estribillo épico y pegadizo, con un regusto muy ALICE IN CHAINS. Y en este disco hay tres canciones donde pisan un poco el freno para mostrarnos una faceta más melódica y cuidada donde han salido absolutos ganadores: «Fences«, con alguna influencia del post-hardcore en el estribillo y en las melodías de guitarra, y la homónima «The silence«, con un deje muy sureño, pesado y americano. Aunque si tuviera que quedarme con un tema, sería, sin ninguna duda «Losing ground«, una cuasi-balada de sonido muy DEFTONES.

The silence es un disco intenso, donde han sacrificado parte de su garra y su fuerza para apostar por la melodía de otros géneros como el stoner y el metal alternativo. Aunque la mezcla de estos tres subgéneros pueda parecer muy bizarra, sorprende a propios y extraños por lo bien que la ejecutan. Sin lugar a dudas, han salido ganadores.

Comparte:

COMENTARIOS