FALSOS PROFETAS – La Cuarta Profecía, 2013

Enlaces: MySpace Facebook

“La Cuarta Profecía” es la apuesta más reciente en la carrera de los ecijanos FALSOS PROFETAS, una carrera que comienza hace casi veinticinco años, en los que han sufrido incontables cambios de formación, separaciones y reuniones, reapareciendo con este disco como una corriente de agua subterránea, seguramente en un momento favorable, además, ahora que domina la escena española un movimiento revivalista thrash al que nos hemos referido en otras ocasiones y nombres como ANGELUS APATRIDA y CRISIX acaparan los titulares de las publicaciones especializadas.

En el ámbito de las letras, el disco se recrea en los clichés de fantasía satánica de las formaciones en las que se inspiran, así en La cuarta profecía y Ouija, aunque también deja espacio a situaciones cotidianas y denuncias más o menos obvias, como en Revolución o El negocio de Dios.

La música es mucho más convincente. La producción es mejorable, desde luego, al igual que las voces, y es innegable que no todas las canciones están a la misma altura; sin embargo, Pepe Gutiérrez realiza en todas ellas un excelente trabajo de guitarra, sobre todo en el apartado de los solos, manteniendo la atención del oyente en todo momento, incluso en una composición tan enrevesada y completa como el tema título, ocho minutos en los que se traslucen todas las ambiciones del trío (si solo escuchas una canción del disco, que sea esta). La sección rítmica, aunque quizá más discreta, no es menos enérgica ni efectiva, destacando el trabajo de Luis González a la batería.

El disco concluye con una versión en castellano de Mr Crowley de OZZY OSBOURNE, un detalle que, junto con una ilustración de cubierta que recuerda (incluso demasiado, en mi opinión) a la de “Souls of Black” de TESTAMENT, también refleja las influencias de la banda. Una golosina para los fans más auténticos.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS