FALCONER (SWE) – From a dying ember, 2020

Enlaces:

En el año 2000 empezaba la carrera de los suecos FALCONER. Un año después sorprendían a propios y extraños editando su ya icónico primer trabajo. Su mezcla de power metal con toques folk y la voz de Mathias Blad hicieron las delicias de los amantes del género.

Hoy, veinte años después, tenemos entre manos su último trabajo. Y cuando digo último me refiero a que será el último que editen. Mientras estoy escribiendo está crítica me acabo de enterar de que se separan definitivamente. Así pues, este From a dying ember será la última oportunidad que tengamos de escuchar nuevo material de ellos (salvo futura reunión o arrepentimiento).

¿Qué podemos esperar en esta despedida del combo sueco? Todos aquellos que seáis seguidores del grupo no vais a encontrar nada nuevo en él. Para bien o para mal, FALCONER es un grupo muy engrasado desde hace ya bastante tiempo, en palabras de los mismos componentes del grupo. Uno de los motivos por los que van a buscar otras formas de expresar su música es que les resultó muy fácil hacer el nuevo trabajo. Lo tenían todo muy claro desde el inicio. Sabían a la perfección cómo debía sonar el disco, cómo estructurarlo y en definitiva cómo tenía que ser. Y pensaron que quizás era momento de finiquitar a su retoño y seguir por otros derroteros.

Ciertamente el disco no sorprende nada. Las guitarras suenan cien por cien FALCONER. Agresivas en los puentes, melódicas en los estribillos y cortantes en las partes más agresivas. Los solos son variados e imaginativos. Pueden tirar más hacia el lado himnico o buscar la vertiente más melódica. Pero siempre, siempre, escuches la canción que escuches, van a sonar a ellos. La estructura de los temas tampoco ha variado apenas desde sus inicios. Podemos tener temas más rápidos, con predominio de la velocidad y las cabalgadas típicas del power metal, canciones más centradas en el folclore sueco, una mezcla de los dos, la balada de turno… y, cómo no, tampoco va a faltar la clásica canción en su idioma natal.

Encuentro que en este disco han dado más cancha a la melodía e intentado equilibrar la balanza de todas sus influencias. Por tanto, tenemos un opus mucho menos agresivo que su anterior Black moon rising. Este From a dying ember es un disco donde se busca el equilibrio entre la caña, la teatralidad, la velocidad, el folk y la melodía.

¿Lo consiguen? La respuesta para mí es un rotundo sí. Puede parecer que por mis palabras el disco no me ha llegado a convencer, pero nada más lejos de la realidad. Sí, el disco no innova un ápice. Pero cuando hay tanta calidad y sigue a pies juntillas un sonido tan particular y que ellos mismos han creado, ¿qué se les puede recriminar?

FALCONER se despiden con un disco a la altura de su carrera poniendo énfasis en sus puntos fuertes. La voz de Mathias está a un nivel espectacular, las melodías de  guitarra son exquisitas, el juego con la dualidad de las partes más folk/melódicas y la agresividad de las seis cuerdas están más presente que nunca y es cien por cien acertado en cada momento. Y, por supuesto, la búsqueda de temas épicos y teatrales a toda costa, consiguiéndolo sin caer en la repetición, creando piezas con mucho gancho y que nos trasladan, una vez más, a tabernas medievales, a luchas épicas o a cualquier epopeya vikinga.

Descanse FALCONER como el guerrero de su portada. A nosotros solo nos queda llorar su partida y rememorar su carrera con este último trabajo o con su legado en forma de ocho discos.

Comparte: