FALÇ – Dansa de sang, 2016

Enlaces: Facebook

Falç - Dansa de sangAunque el nombre de FALÇ resulte novedoso, el bagaje que atesoran sus miembros no lo es. En especial su guitarrista Xavi que ha pasado por formaciones míticas del black y el death underground de los noventa como ROTTEN FLESH, posteriormente UNDIVINE o los más blasfemos BLAZEMTH, y en el caso del resto, otras bandas como MES QUE ODI o SILENCE, en este caso con un estilo más cercano al practicado por FALÇ. Y es que Dansa de sang es un disco que bebe del hardcore, el thrash y el death a partes iguales, siendo su vocalista Des el que más acerca al grupo a lo primero, mientras que Xavi, Pablo y Aureli hacen lo propio con lo segundo, sosteniendo bien el pulso de todo Isra. Los cinco ofrecen un debut rocoso y potente, pero también con buenas dosis de melodía y variedad en la composición (no en vano el tema instrumental con sección de cuerdas incluida “L’agonia d’un imperi”).

El trabajo abruma por su buena producción. Sin ser excesivamente efectista, posee el cuerpo necesario como para que el poderío rítmico del grupo sobresalga, pero al mismo tiempo las melodías y los solos de la dupla de guitarristas tienen un protagonismo justo en la mezcla. Esto hace que pensemos en SOZIEDAD ALKOHLIKA por el tono de voz de Des, pero también, y sobre todo en MACHINE HEAD y SEPULTURA y un poco en los grupos de la segunda ola del thrash – death (THE HAUNTED a la cabeza para mi gusto). Todo ello actualizado para que los amantes del metalcore a lo DEVILDRIVER o CALIBAN también le sepan sacar algo bueno a Dansa de sang. Añadimos unas letras incisivas en catalán (y un bonus track en euskera de “Falsa doctrina”) y tenemos un conjunto muy atractivo.

Además FALÇ sabe enganchar, pero también mantener el interés. No cabe duda de que la carta inicial de presentación con “Falsa doctrina” es uno de los mejores temas del plástico sino el mejor. Rápido y denso al mismo tiempo, con cambios de ritmo, coros y buenos riffs, mientras que el tema título, “Dansa de sang” y continuación del anterior se centra en algo más elaborado y menos directo en los más de siete minutos que dura. La capacidad de cabeceo también está asegurada a lo largo del trabajo, siendo para mi gusto el mejor tema el que viene justo después del grandilocuente “L’agonia d’un imperi”, “Justicia violada”, mucho más hardcoreta y con unas melodías muy pegadizas, pero también mucho groove. Hasta tenemos blast beats, si bien anecdóticos en “No hi ha demá”.

Instrumentalmente FALÇ demuestra tablas y energía. No innovan pero todo lo que interpretan está bien medido y pensado. Esto se agradece porque la experiencia sí es un grado. Pero al mismo tiempo no es un disco demasiado medido y falto de alma. Más bien al contrario, el grupo toca con ilusión y frescura y eso redunda en la variedad de los temas y en los diferentes sonidos que recorre. Por otro lado la voz cuasi gutural de Des escupe odio y rabia en su justa medida (escuchad “Cerdos” por ejemplo), lo que termina de redondear el trabajo para, además, transmitir emociones. En definitiva, nada nuevo bajo el sol pero muy bien hecho para los que somos aficionados a la música visceral. Una danza de sangre y sudor.

Comparte:

COMENTARIOS