EYEHATEGOD (USA) – A history of nomadic behavior, 2021

Enlaces:

La veterana banda EYEHATEGOD sigue al pie del cañón, tres décadas después, como si el tiempo no pasara por sus ya talludos integrantes para entregarnos un A history of nomadic behavior que poco o nada defraudará a sus seguidores y que suma para apuntalar una discografía corta a la par que auténtica y referencial. Hablar de EYEHATEGOD es hacerlo de una de las patas del triunvirato del sludge americano por excelencia junto con DOWN y CROWBAR. Algunos de los integrantes de las tres bandas han estado o están implicados en cada una de estas patas, formando una especie de familia o escena en la Lousiana más pútrida y demencial, siendo EYEHATEGOD la que se despega un poco más del sludge de manual para beber de las iracundas aguas del hardcore más pantanoso.

Antes de nada me gustaría reconocer algo, y es que EYEHATEGOD es una banda que hasta no hace mucho me quedaba un poco a contracorriente, y me explico. Hasta que pude verlos en directo no les tenía en la suficientemente estima; sabía de su existencia, como también sé que existen NEUROSIS o NINE INCH NAILS, pero los asociaba más a un espectro alternativo bastante alejado de los prefectos clásicos del metal, y del metal extremo en particular del que soy más entusiasta, quizás por desconocimiento y la más pura ignorancia. No quiero establecer una conexión entre estas formaciones; solamente hacer ver que, por prejuicios, uno no se percata de que hay mastodontes que están relacionados y han influido en el metal mucho más de lo que pudiera parecer. Como digo, EYEHATEGOD me callaron la boca en cuanto tuve la oportunidad de ver alguno de sus sudorosos recitales y pronto acudí a escuchar algunas de sus referencias clásicas para conocerlos algo más en profundidad. De aquel desconocimiento primario nació un interés por seguirles la pista hasta que la salida de este A history of nomadic behavior me ha motivado como para escribir por primera vez sobre ellos.

La banda liderada por el guitarrista Jimmy Bower y el histriónico vocalista Mike Williams sale de un letargo de casi siete años en los que han estado implicados en algunos de los demás proyectos citados inicialmente, por lo que había interés por parte de su parroquia por catar nuevo material. A history of nomadic behavior es un disco cien por cien EYEHATEGOD en el que la banda vuelve a machacar cráneos con su particular estilo en el que pareciera que los anárquicos BLACK FLAG hayan sido succionados por un ente malévolo llamado BLACK SABBATH. Los SABBATH son esenciales para entender la evolución experimentada por subgéneros como el doom y el sludge y muy particularmente han influido en toda una serie de engendros paridos por Nueva Orleans y que vino a dar forma a esa escena conocida como NOLA. Reconociendo que el disco suena a lo que los seguidores esperan de EYEHATEGOD no hay que obviar que el paso del tiempo tiene unas consecuencias y, si bien A history of nomadic behavior es un disco enormemente enérgico en forma y contenido, el cuarteto ha amoldado el sonido a los cánones actuales del sludge, esto es: un sonido gordo, denso y muy bien equilibrado. Me atrevería a decir incluso que es un disco realizado desde una postura más sosegada, ya que muchos de los cortes recuerdan bastante a las fumadas eternas de bandas más doomsters y se nota una cierta “maestría” por ofrecer un trabajo de iracunda belleza, de un domino total de la situación, de un caos controlado. Me soplan por aquí que puedo dejarme de rollos y decir que se trata de veteranía. Vale, tío, te lo copio.

Pero si hay algo que caracteriza a EYEHATEGOD es la voz y la mala baba de su vocalista Mike Williams, quien da otro recital en este A history of nomadic behavior. Como suele ser habitual en bandas afincadas de alguna manera en el hardcore, el componente sociopolítico de las letras es la base primordial de la que nace la mayor parte de los temas, y Williams tenía en esta ocasión más excusas que nunca para seguir escupiendo sosa cáustica sobre las heridas todavía abiertas; una situación política ciertamente polarizada en Estados Unidos tras cuatro años de gobierno a base de calentar al personal con “política de Twitter” y que ha acabado provocando un aumento considerable del odio hacia el diferente y relanzado el fanatismo religioso entre una parte de la sociedad americana ya de por sí muy dada a tirarse a los brazos de cualquier vendehumos espiritual.

¿Pantanos, hipocresía y fanatismo religioso? Si me dicen que estoy dentro de un capítulo de la primera temporada de True detective me lo creería, pero no, son los EYEHATEGOD a lomos de un elefante cagándose en todo lo que se menea.

Comparte: