EXIVIOUS (NLD) – Liminal, 2013

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Twitter Reverbnation BandCamp

exivious01La idea de fusionar el jazz con el metal puede parecer bastante lógica: se trata seguramente de las formas más amplias y abiertas de la música contemporánea, y sus músicos y adeptos están entre los más apasionados melómanos de nuestro tiempo. Quizá por ello no han faltado intentos de llevar a cabo esta unión, con mayor o menor fortuna. Encontrar el equilibrio justo entre ambos lenguajes no es fácil, por lo que muchas de las bandas que lo han intentado han acabado creando trabajos meritorios pero tal vez un poco dispersos. En mi opinión, la culminación de esta tendencia la tenemos en la actualidad, gracias a unas pocas bandas que han sabido aprender de sus antecesores y llegar aún más lejos.

EXIVIOUS es una de ellas. Se trata de un grupo holandés (Utrecht) formado por músicos cuyo pasado incluye la participación en proyectos tan reconocidos como CYNIC o PESTILENCE y que ya asombró a muchos con su debut homónimo de 2009. Era un album ciertamente particular que parecía ser fruto de una creatividad efímera, pero las dudas sobre la continuidad del grupo quedan despejadas con esta segunda obra, titulada “Liminal”.

El sentido de fusión en EXIVIOUS es mucho más radical que en otros proyectos dedicados a mezclar metal y jazz, seguramente por abordar un enfoque mucho más sobrio y comedido. Básicamente, lo que hace el grupo es potenciar aquellos aspectos que son comunes a algunas partes de ambos géneros, a saber: el gusto por las progresiones modales, las armonías poco convencionales pero no excesivamente complejas y con abundante disonancia, las estructuras erráticas y los numerosos cambios de intensidad. Es difícil de describir técnicamente, pero el resultado presenta un terreno fértil en continuo cambio y de gran versatilidad melódica. La intensidad del metal complementa la atmósfera reflexiva y cerebral del jazz en unas composiciones repletas de melodías memorables en las guitarras sobre larguísimos patrones de bajo y líneas de percusión impredecibles. La inclusión ocasional de un saxofón no hace sino acrecentar el brillo del producto.

En general se trata de un album limpio y preciso. No hay lugar para la mera exhibición técnica en EXIVIOUS: todo tiene un propósito y, eventualmente, una resolución. Se necesita paciencia y atención para apreciar “Liminal”, especialmente para quienes estén poco acostumbrados al jazz. La ausencia total de voces y el avance de los temas en perpetuo cambio puede despistar a muchos. Se trata de un disco creado especialmente para oídos pacientes e inquisitivos, dispuestos a internarse en el viaje imaginario que el grupo propone. Sin embargo, el ambiente general de racionalidad e incluso calma lo convierten en un disco apacible y agradable incluso como música de fondo. Este es uno de los logros más impresionantes del grupo, a mi juicio, por ser algo que los discos basados en el despliegue de técnica rara vez consiguen.

Por este motivo recomiendo “Liminal” a todo el mundo, sin excepción. La peor reacción que soy capaz de concebir ante esta música es tolerancia; la mejor, iluminación.

¿Es mejor o peor que el primer disco? Bueno, ¿qué más da a estas alturas? “Liminal” es la confirmación de un grupo que está ampliando nuestras fronteras y haciendo algo que nadie ha hecho. Y por ello es un grupo muy importante. No me cabe duda de que EXIVIOUS acabarán saliendo en los libros y siendo recordados como referentes.

firmaantonioandrades

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS